El nitrógeno es un gas fundamental , que se produce en la naturaleza en su forma inerte: constituye casi el 80% de la atmósfera de la Tierra y es un elemento completamente inofensivo. El problema se plantea cuando el nitrógeno es utilizado por el hombre en su forma más nociva , es decir, en su forma reactiva , que es indispensable, sobre todo en el sector agrícola, para fertilizar los campos. El nitrógeno reactivo contribuye desgraciadamente a agravar los problemas medioambientales: el calentamiento global, la contaminación atmosférica y el agotamiento del ozono son fenómenos de los que también es responsable el nitrógeno reactivo.

¿Qué es el nitrógeno y por qué se vuelve reactivo

El nitrógeno se presenta, en su estado puro, como un gas incoloro, inodoro, insípido pero sobre todo inerte : esto significa que no crea ningún tipo de problema y no es perjudicial en sí mismo. Este gas se encuentra en la naturaleza y representa un componente fundamental no sólo de la atmósfera (como ya hemos visto) sino también de moléculas orgánicas como las proteínas, algunas vitaminas y el ADN.

Sin embargo, en su forma reactiva , el nitrógeno se utiliza como fertilizante en los campos pero no sólo: hoy en día también se utiliza para sintetizar biocombustibles. Estos usos son extremadamente dañinos: desde los tubos de escape, desde las industrias y a través de los cultivos, este gas se esparce en el medio ambiente y en su forma reactiva crea enormes daños.

Funciones importantes del nitrógeno

La presencia de nitrógeno en la atmósfera y en las moléculas orgánicas es fundamental para la existencia de la vida misma. Entre las funciones más importantes de este elemento no podemos omitir ciertamente las siguientes:

  • Permite crear el enlace peptídico entre los aminoácidos y luego formar las proteínas;
  • Permite la síntesis de vitaminas y otros compuestos metabólicos;
  • Participa en la composición de las bases nitrogenadas y el ADN;
  • Participa en la composición de la atmósfera, disminuyendo el porcentaje de oxígeno e impidiendo así la fuerte inflamabilidad del aire.

Además de esto, por desgracia, hay que recordar que el nitrógeno reactivo también es indispensable. Su papel en la sociedad moderna no debe ser subestimado y por eso debemos preocuparnos: no será suplantado tan pronto, dada su importancia. El nitrógeno reactivo es indispensable por las siguientes razones:

  • Se utiliza como fertilizante en los cultivos, especialmente en los países del Tercer Mundo, como África, donde es necesario hacer frente al problema de la malnutrición;
  • Es indispensable intensificar la producción de carne, porque es muy útil para acelerar la producción de cereales para el ganado;
  • Es útil para la síntesis de biocombustibles.

Los peligros del nitrógeno reactivo para el medio ambiente y la salud humana

El nitrógeno reactivo, como hemos visto, es perjudicial no sólo desde el punto de vista ambiental sino también para la salud humana porque puede ser responsable incluso de enfermedades muy graves.

En cuanto a los daños ambientales, el nitrógeno reactivo es responsable de los siguientes fenómenos:

  • Calentamiento global;
  • Agujero de ozono;
  • Pérdida de biodiversidad;
  • Profundo crecimiento de algas en los océanos y mares;
  • Zonas muertas en los mares y océanos.

Por otra parte, en lo que respecta a la salud humana, se ha demostrado que el nitrógeno reactivo puede causar varias enfermedades:

  • Tumores;
  • Enfermedades cardiovasculares;
  • Enfermedades pulmonares;
  • Diabetes;
  • La enfermedad de Alzheimer.

Por lo tanto, el nitrógeno reactivo no debe confundirse nunca con el nitrógeno inerte: si este último es un elemento químico indispensable, la otra cara de la moneda (la del nitrógeno reactivo) presenta muchos peligros y lados oscuros.

También podría interesarte…

  • Agujero de ozono: qué es, causas y consecuencias
  • La atmósfera de la Tierra, sus capas y su composición
  • Hidrógeno: Averigüemos cómo es el combustible del futuro
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *