Vacunas obligatorias y recomendadas, ¿por qué tanta desconfianza?

¡Estamos hablando de vacunas, atención tema muy sensible!

Como siempre hay pros y contras. Por último, esto es lo que nos gustaría hacernos creer, porque en definitiva, desde un punto de vista macro, la sociedad española no está tan dividida en el tema. Es más bien un efecto «antes de que fuera mejor», una sensación agridulce que caracteriza tanto a los Españoles. Algo como la contaminación atmosférica, antes de «respirábamos mejor».

Por el contrario, la calidad del aire exterior ha seguido mejorando, en general, en los últimos quince años. Hoy respiramos mejor, incluso en las ciudades. Pero los focos repetidos y la retórica alarmista sobre los episodios de contaminación dan la impresión de que la situación nunca ha sido tan mala.

Para las vacunas nos encontramos en la misma configuración. En 1938 se hizo obligatoria la vacuna contra la difteria. El primero. Entonces, en 1940, se hizo obligatoria la vacuna del tétanos, seguida de la vacuna de la poliomielitis en 1964. Este trío de difteria, tétanos y poliomielitis, no genera ninguna preocupación, sin cuestionarlo: “S’ han demostrado, son muy viejos, están dominado. No hay polémica”, resume Mathieu Humez, de la Agence Santé Publique France.

Por otra parte, las vacunas recomendadas, incluso las más antiguas datadas de 1969, ya no unen a las tropas. Se recomiendan las vacunas contra la tos ferina, la hepatitis B, las galteras, el sarampión, la rubéola, las infecciones meningocócicas invasivas, las infecciones neumocócicas invasivas y las infecciones neumocócicas invasivas. Haemophilus influenzae tipo bi más recientemente la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Estas vacunas por su único carácter «recomendado» ya plantean dudas, porque «habrían sido obligadas por los poderes públicos si se hubieran demostrado sus beneficios». Primer elemento de desconfianza.

¿Qué vacuna genera las opiniones más negativas?

¡El contra la gripe!

Según el barómetro sanitario de 2016, el 15% de los Españoles tiene a priori la vacuna contra la gripe, seguida de la contra la hepatitis B (13%) y el virus del papiloma humano (6%).

Su mala fama de sentir, tras la vacunación, los síntomas de un estado de gripe y el fiasco del 2009 han embrujado permanentemente su reputación. Como recordatorio en 2009 en un contexto de gripe aviar, el gobierno había ordenado 90 millones de dosis antes de cancelar los 50 millones no entregados y sin pagar, por haber vacunado finalmente a menos de 6 millones de Españoles.

Sin embargo, entre los ancianos, la vacunación todavía se ve como un progreso y se mantienen a favor de la vacunación contra la gripe. Se trata de una población que se adhiere en gran medida al principio de la vacunación de haber conocido «antes» y los estragos de la poliomielitis.

¿Qué grupo de población es más resistente a las vacunas?

Los jóvenes de entre 18 y 30 años son el objetivo más reacio. También es la generación que nace en un clima bastante inquietante, en medio de escándalos sanitarios (botellas de bisfenol A, el pico, glifosato, etc.). Claramente no confía en los mensajes institucionales. La vacunación se ve como un lobi parafarmacéutico antes de ser una acción sanitaria. Para ellos, las vacunas riman con inyección de productos tóxicos y efectos secundarios.

Las personas con un modo de consumo «ecológico» y que reclaman un estilo de vida «natural» y «verde», también se adhieren poco a las vacunas recomendadas. Por otra parte, no ponen en duda el famoso trío histórico de vacunas (difteria, tétanos y poliomielitis).

Vacunas: ¿una historia de lobby de salud pública o farmacéutica?

Ambos como siempre. Pero reducir los laboratorios farmacéuticos a «bombas de dinero» sería reductor. Porque, por un lado, necesitamos los medios para invertir en estudios clínicos que duren diez o incluso quince años antes de poder comercializar el fármaco. Y qué paciente crónico querría la desaparición de su tratamiento diario que le permite realizar una vida (más o menos) normal. Por otro lado, está claro que hacen subir los precios, dando la impresión de extorsionar a los estados y dejar vagar su ética.

Los profesionales de la salud, especialmente los pediatras, piden más herramientas para educar a los padres, porque la vacunación es sobre todo un acto altruista.

También te puede interesar  Microplásticos y nanomateriales: ¿qué contaminación? ¿qué impactos?

La vacunación es un acto altruista

Las vacunas forman parte de las bases sanitarias de nuestras sociedades, de convivir en comunidad. Vacunar a personas sanas ayuda a proteger a las personas más vulnerables, que no se pueden vacunar, creando inmunidad grupal.

Las personas vulnerables son aquellas que tienen un sistema inmunitario deficiente (inmunosupresión), o que han tenido una reacción secundaria importante después de una primera inyección, pero también las personas a las que no se vacunó (el sistema inmunitario no ha respondido a la vacunación) o que han perdido. su protección vacunal a lo largo del tiempo, así como los bebés (antes de los 2 meses para la primera vacuna contra la difteria y en su primer año). La inmunidad grupal ayuda a proteger a estas personas, como un escudo que evita la propagación de los virus.

Sin embargo, «los niños no vacunados, por elección de sus padres, se benefician de la protección colectiva que otorga la vacunación de otros niños, sin haber contribuido a construir esta protección colectiva y sin haber compartido sus limitaciones».

porque, sí, el riesgo cero es un mito.

La ausencia de enfermos no significa la desaparición de la enfermedad

El sarampión está en aumento. La vacuna contra el sarampión es una vacuna recomendada. En 2015, la agencia de Salud Pública de España publicó un comunicado de prensa destacando que una epidemia de sarampión estaba en marcha en Alsacia «150 casos declarados de los 199 a nivel nacional». Altamente contagioso, 1 paciente puede infectar a 16 más. Sin embargo, para beneficiarse de la inmunidad grupal, el 94% de la población debe estar vacunada. Este porcentaje se llama el umbral inmunidad grupal.

A nivel mundial, el número de muertes relacionadas con el sarampión pasó de 550.000 casos en 2000 a 90.000 en 2016, una caída del 84% (OMS). Para inmunizarse contra el sarampión, necesita 2 dosis de vacuna. La OMS se dirige a seis países, en los que los niños ni siquiera reciben la primera dosis: Nigeria, India, Pakistán, Indonesia, Etiopía y la República Democrática del Congo.

La vacuna contra el sarampión, recomendada inicialmente, será obligatoria para los bebés nacidos a partir del 1 de enero de 2018.

¿Cómo funciona la vacunación?

La revista Science et Avenir había elaborado en 2016, una ficha sobre vacunación, en la que se proponía esta infografía.

Además, la conclusión del dossier se mantiene actual “(…) porque la vacunación ha permitido eliminar ciertas enfermedades de nuestro campo de visión que finalmente ha sentado la duda sobre su utilidad.

Ciencias y futuro, 2017

Los riesgos

Cuando una vacuna recibe su Autorización de comercialización – Autorización de comercialización, las autoridades sanitarias han aprobado que la vacuna tiene mayores beneficios que riesgos. Sin embargo, se crearon asociaciones de colectivos de pacientes para denunciar determinadas enfermedades que se habrían declarado después de una vacunación. El uso del condicional se refiere a la ausencia demostrada de una relación causal entre una vacuna y una enfermedad.

Vacuna contra la hepatitis B y la esclerosis múltiple

Es la vacuna que despierta mayor animosidad con la del virus del papiloma humano. Esto es obligatorio para todos los profesionales sanitarios y profesionales en riesgo, «por un lado para protegerlos, por otro para evitar la contaminación de los pacientes que tratan» (Salud Pública España).

Las primeras quejas contra esta vacuna se remontan a los años 90. Dado que varios países han realizado estudios epidemiológicos para entender mejor el posible vínculo entre la vacunación y la aparición de la enfermedad de la esclerosis múltiple, sin dar lugar a relación causal alguna. Es decir, España, Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y, en general, la OMS concluyen que no existe ningún vínculo directo entre la vacunación y la aparición de la enfermedad. enfermedad.

Los decodificadores del diario Le Monde dedicaron un dossier sobre vacunas el 12 de julio de 2017.

Vacuna contra el virus del papiloma humano y enfermedades autoinmunes

La vacuna contra el virus del papiloma humano tiene como objetivo proteger a las mujeres contra 4 serotipos responsables del cáncer de cuello uterino.

El sitio institucional vaccination-info-service.fr indica que cada año se detectan cerca de 3.000 nuevos casos de cáncer de cuello uterino en España y que mueren unas 1.000 mujeres. Sin embargo, el Instituto Nacional del Cáncer especifica que la cobertura vacunal es baja y ha ido disminuyendo constantemente desde 2010, mientras que la vacuna es efectiva contra el 70% de los serotipos del virus del papiloma humano responsables de este cáncer.

También te puede interesar  ¡El Show de las Flores ha vuelto! Exhibiciones de mercado de plantas raras e inusuales

En cuanto al riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune, la conclusión del Instituto Nacional del Cáncer especifica que:

La ANSM y la CNAMTS han llevado a cabo un estudio específico sobre la incidencia de enfermedades autoinmunes en la población vacunada. Este estudio, publicado el 13 de septiembre de 2015, se centró en chicas jóvenes afiliadas al sistema general de seguridad social de 13 a 16 años entre enero de 2008 y diciembre de 2012, es decir, más de 2,2 millones de las cuales aproximadamente 840.000 habían sido vacunadas contra infecciones relacionadas con el VPH. (con Gardasil® o Cervarix®) y 1,4 millones no habían sido vacunados. Los resultados muestran que no hay más enfermedades autoinmunes en el grupo de chicas jóvenes vacunadas contra el VPH que en el de chicas jóvenes no vacunadas.

Sin embargo, parece probable un aumento del riesgo de síndrome de Guillain-Barré después de la vacunación contra las infecciones por VPH. Este efecto no deseado ya se ha identificado en la autorización de comercialización del producto. La baja frecuencia de este evento (de 1 a 2 casos por 100.000 niñas vacunadas) no es tal que ponga en entredicho el balance beneficio-riesgo de esta vacunación.

Los resultados de este estudio francés son coherentes con estudios e informes internacionales (Scheller et al. 2015 – Registros nacionales nórdicos).

El 12 de marzo de 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmó » el balance beneficio-riesgo favorable «Y estaba alarmado por» daño potencial causado por controversias basadas en observaciones e informes aislados. Porque el descrédito de la vacunación anti-VPH contribuye a la pérdida de oportunidades para las chicas jóvenes no vacunadas de acceder al único medio de prevención primaria contra enfermedades vinculadas a los virus del papiloma humano. «.

Vacunas y aluminio, riesgos neurológicos

Por supuesto, el aluminio es un neurotóxico conocido. El riesgo es estar expuesto regularmente a oligoelementos de aluminio, que podrían acumularse en el cerebro. El aluminio puede estar presente en el agua potable, productos de higiene, incluidos los antitranspirantes, y vacunas, donde se utiliza como adyuvante para inducir una respuesta inmunológica.

Ya se han escrito varios artículos al respecto:

Aluminio y enfermedades neurodegenerativas – El caso de la enfermedad de Alzheimer

¿La piedra de alumbre es una alternativa a las sales de aluminio presentes en desodorantes y antitranspirantes?

Agua de manantial, agua mineral, agua del grifo: ¿cuál elegir?

Bibliografía

Humez M, Le Lay E, Jestin C y Perrey C. 2017. Obligación de vacunación: resultados de un estudio cualitativo sobre el conocimiento y las percepciones de la población general en España. Salud pública España

Gautier A, Chemlal K, Jestin C. 2017. Adhesión a la vacunación en España: resultados del Barómetro de la Salud 2016. Salud pública España

Ficha educativa, Vacunación – Protección colectiva, Salud Pública España, octubre de 2017.

Vacunación contra las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) para prevenir el cáncer de cuello uterino, Instituto Nacional del Cáncer, 25 de abril de 2017

Ficha sobre las vacunas de los descodificadores, Le Monde, 12 de julio de 2017

La verdad sobre las vacunas, función Science et Avenir, 17 de mayo de 2016

«La gripe H1N:» el fracaso de una campaña de vacunación «, artículo de Le Point, 13 de julio de 2010

Seguridad mundial de las vacunas, Organización Mundial de la Salud, 2002

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.