Canibal ha diseñado un sistema de reciclaje general sin igual para residuos de envases de bebidas. reciclaje-plásticoCon un equipamiento divertido e innovador que recopila y clasifica latas, botellas de plástico y vasos a empresas y lugares públicos, Canibal recupera estos residuos y vende las materias primas de segunda generación creadas a empresas francesas.

Los retos del reciclaje

Los residuos representan hoy un reto indiscutible para el desarrollo sostenible.

Cada uno de nosotros produce 590 kg de residuos cada año y sólo el 20% de estos residuos son reciclados o recuperados. Aparte, todo está enterrado o incinerado.

Cada persona tira aproximadamente 5 residuos de envases cada día. Estos residuos representan más de 200.000 toneladas de residuos cada año que no se reciclan.

Además, a las empresas francesas les falta materia prima de segunda generación. La mayoría de las veces los tienen que pagar en otro país.

La solución Canibal

Desde la recogida hasta su recuperación, Canibal ofrece un sistema de reciclaje total. Este reciclaje cubre latas, botellas de plástico y vasos.

eldispositivo Canibal es un mini centro de clasificación que da la posibilidad de recuperar en empresas y lugares públicos el emblema de bebidas como latas, botellas de plástico y vasos.

Admite, clasifica, compacta y almacena mecánicamente hasta 6.000 residuos de bebidas.

Está equipado con un dispositivo de conexión 3G que garantiza una conexión y comunicación continua y en directo con la arquitectura de gestión para controlar el relleno de dispositivos de recogida, realizar un mantenimiento remoto y mejorar las intervenciones y, por tanto, los desplazamientos.

Es un sistema divertido que permite la participación de los ciudadanos: cuando una persona tira residuos en el dispositivo, puede tener códigos de descuento, formularios de pedido, propuestas de socios o hacer una donación a una gran causa.

La start-up lanza un nuevo concepto

La compañía ha instalado una forma de recuperar estos residuos completamente.

Una vez lleno el dispositivo, Canibal recopila los paquetes recogidos en origen para reciclarlos por las empresas recicladoras locales. Estos se encargan de lavar, moler, separar los diversos materiales. Una vez finalizada esta fase, Canibal recoge los residuos tratados para venderlos a profesionales de la metalurgia y el plástico que fabricarán materias primas de segunda generación y las incorporarán al diseño de artículos recientes tales como embalajes recientes, bicicletas, automoción, componentes de aislamiento, etc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *