La tillandsia es una planta muy especial , que a menudo se recibe como regalo y es tan resistente que apenas necesita cuidados. Perteneciente a la familia de las bromelias, produce flores de un color muy particular, pero esta no es la característica que la distingue de otras plantas. La particularidad de la tillandsia es que no tiene raíces subterráneas y extrae el alimento necesario para vivir de una manera completamente diferente a otras variedades de plantas y flores. no necesita ser regado y a menudo se encuentra en composiciones porque ni siquiera necesita suelo.

La tillandsia es capaz de obtener todos los nutrientes que necesita gracias a los tricomas presentes en sus hojas : estructuras muy pequeñas que son capaces de absorber la humedad presente en el aire, pero no sólo. Estas plantas, de hecho, capturan también el polvo de la atmósfera y se ha empleado, también en Italia, para monitorear el nivel de contaminación del aire. Por lo tanto, estamos hablando de una especie realmente especial, que merece ser conocida y cultivada. Sus flores son muy decorativas y por lo tanto también es una planta hermosa de ver.

Tillandsia: una planta muy fácil de cultivar

Hablar de cultivo en el caso de la tillandsia no es muy apropiado, porque como mencionamos esta planta es capaz de regularse de forma completamente independiente. No es necesario enterrarlo en la tierra o incluso regarlo , por lo que puede mantenerse en el interior sin riesgo de verlo morir: una eventualidad muy difícil, de hecho. Sin embargo, incluso la tillandsia en su pequeño tamaño necesita algunos trucos: la temperatura es el aspecto más importante, así como la humedad del aire.

Cuidado con las temperaturas

La Tillandsia es una planta tropical y como tal necesita temperaturas suaves de no menos de 7-10°. Por lo tanto, en otoño e invierno es aconsejable guardarlo en casa, mientras que en verano es importante dejarlo en el balcón o en el jardín. Esto se debe a que la tillandsia se nutre de la humedad presente en el aire y del agua de lluvia, que es absorbida por sus hojas.

Tillandsia: purifica el aire y controla la contaminación

Como hemos mencionado, esta planta es capaz de absorber el polvo atmosférico además de la humedad. En algunas ciudades italianas se ha utilizado para vigilar la contaminación del aire precisamente por esta característica particular. Por supuesto que se necesitan herramientas específicas para hacerlo, pero el papel de la tillandsia es también otro y puede ser útil tenerla en casa.

Esta planta, de hecho, absorbiendo el polvo presente en la atmósfera, tiene la extraordinaria capacidad de purificar el aire que respiramos. Además de su función decorativa, también cumple esta tarea y por eso regalarlo puede ser una hermosa idea.

Tillandsia cyanea: la especie más extendida para ser cultivada en macetas

En la naturaleza hay muchas especies diferentes de tillandsia, pero la más extendida en Italia es la cianea, caracterizada por hermosas flores grandes con una forma aplanada y contornos dentados, de color púrpura o fucsia. Esta especie es la que se suele vender en macetas, aunque, como hemos visto, no necesita tierra. Podemos mantenerlo en casa, siempre cuidando de garantizar el grado de humedad adecuado y, si es necesario, rociando agua destilada en sus hojas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *