Principios y aplicaciones del diagnóstico termográfico.

El calentamiento global y el inevitable fin de los combustibles fósiles han convertido el rendimiento energético de los edificios en un problema importante. El elevado consumo de calefacción innecesario constituye una fuente de ahorro y, al mismo tiempo, mejorar la calidad de la construcción de acuerdo con las normas es un reto que los oficios del edificio se comprometen a asumir. Destacan dos herramientas que contribuyen al rendimiento y aseguran su experiencia: infiltrometría y termografía.

Este último aún no estaba formalizado; este es el tema de este trabajo. El material emite radiaciones que a veces son visibles (cuerpo rojo caliente, llama, etc.) pero la mayoría de las veces invisible. Como se debe a la temperatura del material, se denomina radiación térmica. Mediante la cámara térmica, la termografía mapea las radiaciones: es la imagen térmica y las medida: es el termograma. El dominio de la termografía conduce al mapeo de pérdidas radiativas ya la caracterización cuantitativa de defectos de la envoltura.

El libro contiene los principios, las aplicaciones y, sobre todo, las herramientas para interpretar los termogramas. El autor explica con detalle el enfoque que el termógrafo debe dominar bajo pena de interpretación errónea, un riesgo omnipresente en la termografía de edificios.

  • Autores: Dominique Paján
  • Editor (s): Eyrolles
  • Colección: Eficiencia energética en edificios
  • Número de páginas: 216 páginas
  • Fecha de publicación: 27/04/2012
  • comprar Amazon
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *