La sonda Cassini ha tenido una enorme importancia en el mundo de la astronomía: la misión espacial que la ha visto como protagonista, de hecho, resultó ser un gran éxito y con el gran final de 15 de septiembre de 2017 terminó definitivamente. Justo en esta fecha, de hecho, la nave espacial Cassini dejó de existir: la destrucción programada fue exitosa y le debemos a esta misión mucha información aprendida en los últimos años sobre Saturno . Este planeta aún no había sido explorado de cerca, y fue gracias a la sonda Cassini que hoy en día el mundo de la astronomía ha sido capaz de encontrar respuestas a muchas preguntas y curiosidades.

La misión espacial Cassini-Huygens

La misión espacial Cassini-Huygens fue lanzada en 1997 con el objetivo de estudiar el sistema de Saturno , sus anillos y lunas. Antes de eso, sólo 3 sondas habían visitado el planeta pero ninguna de ellas había entrado en su órbita. La nave espacial Cassini, por otro lado, tuvo éxito: el 1 de julio de 2004 entró en la órbita de Saturno y unos meses más tarde los Huygens se separaron de la nave nodriza para descubrir Titán , la luna principal del planeta. Fue una misión espacial de enorme importancia, precisamente porque antes de la llegada de Cassini Saturno seguía siendo un planeta aún por descubrir. Teníamos muy poca información al respecto, mientras que después de la misión el mundo de la astronomía fue capaz de recoger datos fundamentales.

La sonda Cassini completó su misión sin problemas hasta el 15 de septiembre de 2017 cuando, como estaba previsto, volvió a entrar en la atmósfera de Saturno y se desintegró. Hoy en día, gracias a esta misión espacial, estamos en posesión de imágenes de inmenso valor e información que cada vez más nos permiten desentrañar los misterios del universo y los planetas que lo pueblan.

La sonda Cassini recibe un mensaje: ¿qué es?

Durante su misión, la sonda Cassini recogió un mensaje que alertó a todos aquellos que creen en la presencia de extraterrestres. Una extraña señal, que se parecía a la emitida por una radiofrecuencia o una computadora que se estaba encendiendo. Desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA informaron que escucharon ruidos metálicos e irregulares, que no sabían de dónde o de qué podían venir. Esta noticia desató naturalmente las fantasías más increíbles: hay quienes hablaron inmediatamente de la existencia de formas de vida extraterrestre y quienes, en cambio, permanecieron con los pies en la tierra.

Según las hipótesis más acreditadas de la comunidad científica, estos ruidos probablemente provenían de estrellas de neutrones o agujeros negros: objetos que todavía tienen una materia muy inestable. Naturalmente, sin embargo, estas eran sólo hipótesis, que aún no han sido demostradas. Seguramente estas señales tienen algo extraordinario, porque la distancia de la que procedían era de 8 mil millones de años luz: se remontarían a un período remoto en el que nuestro Sistema Solar aún no existía. Sin embargo, la hipótesis de los extraterrestres ha sido descartada: hay varios fenómenos aún desconocidos en el Espacio y estas señales podrían haberse originado en fuentes inimaginables para nosotros.

También podría interesarte...

  • Saturno: descubriendo el planeta, sus anillos y sus lunas
  • ¿Alienígenas? Según la NASA podrían ser enterrados por el hielo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *