¿Soluciones sostenibles para la agricultura y ganadería?

Según estimaciones recopiladas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en 2050 la producción agrícola deberá aumentar un 70 % en 2050 para poder alimentar a 9.100 millones de personas, teniendo en cuenta la evolución de las dietas y la aumento de la demanda de biomasa no alimentaria.

El reto del mañana tiene varias dimensiones: hay que producir más para alimentar a más bocas, asegurando una alimentación equilibrada para todos y respetando más el medio ambiente.

Esto requiere una agricultura que consuma menos energía, (y otras energías que el petróleo), menos agua y conserve la calidad del agua y del suelo. Soluciones ganaderas que garanticen carne de calidad con la menor huella de carbono posible. Pero los cambios también vendrán de nuestras elecciones y comportamientos de consumo.

Limite el desperdicio de alimentos

Los residuos se producen en cada etapa de la cadena alimentaria, desde el cultivo del producto hasta su consumo: durante la transformación del producto, su transporte, pero también en el minorista, los restaurantes, los hogares.

  • En los países más pobres, la mayoría de las pérdidas ocurren en el momento de la cosecha (15 a 35% de pérdidas en los campos) y durante la fabricación, transporte y almacenamiento (10 a 15%);
  • en los países ricos, los desechos se distribuyen a lo largo de la cadena alimentaria desde la producción hasta el consumo en los hogares. En Francia, un estudio de ADEME determinó el siguiente desglose: el 32% del desperdicio de alimentos ocurre durante la producción; 21% en fase de transformación; 14% en la fase de distribución y luego 33% en la fase de consumo. 
También te puede interesar  Ventajas de hacer una limpieza con Ozono

Por lo tanto, es fundamental proporcionar los medios a los países del Sur para limitar las pérdidas durante la cosecha y adaptar nuestro consumo  en los países del Norte para evitar el desperdicio.

Adoptar opciones de alimentos que tengan menos impacto en el planeta.

Cada alimento tiene un impacto ambiental más o menos elevado . Cada uno puede actuar a su nivel para garantizar una alimentación de calidad que también contribuya a preservar los recursos.

Sobre todo, se trata de tener una alimentación lo más diversificada posible aplicando varios principios fundamentales:

  • consumir frutas y verduras variadas , frescas, de temporada, de producción local y de forma más respetuosa con el medio ambiente;
  • adaptar las cantidades consumidas a nuestras necesidades (sedentarios, deportistas, etc.);
  • fuentes de proteínas equilibradas, entre cereales (preferiblemente integrales), legumbres (guisantes, lentejas, judías secas, etc.) y productos de origen animal (huevos, leche, carne). En el caso de la carne, que tiene un mayor impacto ambiental que la mayoría de los productos vegetales, es importante consumirla con moderación favoreciendo los productos de calidad provenientes de una agricultura sostenible (cultivo de pastos para ganado, etc.).
soluciones agricultura

¿Qué lugar para los biocombustibles?

Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles térmicos, los fabricantes han desarrollado automóviles que funcionan con biocombustibles. Derivados de plantas cultivadas como cereales, remolacha, colza, o girasol, soja o palma aceitera, constituyen una  solución alternativa a los combustibles de origen fósil .

En varios países de Europa y América Latina, el cultivo de biocombustibles puede competir con la producción de alimentos. Hablamos de biocombustibles de primera generación cuando utilizamos materias primas como la colza, la soja o el aceite de palma. Es para evitar esta competencia con la demanda de alimentos que se están realizando importantes trabajos de investigación para desarrollar biocombustibles de segunda y tercera generación . Estos últimos proceden, entre otras cosas, de la biomasa (madera, paja, etc.), de las algas y, en general, de los organismos vivos.

También te puede interesar  ¡El Show de las Flores ha vuelto! Exhibiciones de mercado de plantas raras e inusuales

Promoción de la agricultura local de subsistencia

Para permitir la igualdad de acceso a los alimentos, los expertos proponen  seguir desarrollando la agricultura de subsistencia en los países en desarrollo . Es una agricultura de “autoconsumo” directamente ligada a la alimentación , cuya mayor parte de la producción es consumida por el agricultor y su familia. Solo el excedente se vendería en los mercados locales.

Esto también reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero debido al transporte de cultivos desde el país de producción al país de consumo.

Métodos de producción alternativos

Agricultura biológica

Para limitar la contaminación y los impactos en la salud relacionados con los insumos químicos, se están desarrollando ciertos métodos de producción, como la agricultura orgánica . Este último prohíbe el uso de fertilizantes químicos sintéticos y pesticidas sintéticos, antibióticos en uso preventivo para animales, así como organismos genéticamente modificados (OGM).

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.