simbiosis

En los ejemplos de mutualismo, los dos socios viven la mayor parte del tiempo de forma independiente. Sin embargo, en algunos casos, los mutualistas llegan a un grado tal de dependencia que no pueden sobrevivir por separado. Esta relación se denomina simbiosis, e implica una unión permanente y profundos cambios evolutivos en los dos organismos.

Ejemplos de simbiosis:

– Muchos herbívoros poseen una microflora intestinal (bacterias y protozoos) que realizan un papel muy importante en la digestión de la celulosa, a cambio de quitarles un poco de alimento. Termitas y otras especies xilófagas (comedores de madera), roedores, canguros y rumiantes, tienen auténticas cámaras de fermentación en sus tubos digestivos.

– Los líquenes son asociaciones simbióticas de un alga y un hongo. El hongo obtiene productos orgánicos procedentes de la fotosíntesis del alga, y ésta sobrevive a la desecación protegida por las húmedas hifas del hongo.

Los líquenes están ampliamente distribuidos en la Naturaleza, ya que pueden sobrevivir en condiciones ambientales extremas. A menudo son los primeros colonizadores de las rocas, y lo mismo aparecen en desiertos áridos (lo que ocurre con frecuencia) que en zonas árticas o alpinas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *