El cazador húngaro , también llamado Vizsla, es el típico perro de caza : originario de Hungría, este bello ejemplar posee excepcionales habilidades y es un fiel compañero de aventuras. Aunque su naturaleza es la de un cazador, el sabueso húngaro se adapta muy bien a la vida familiar : es un compañero perfecto y muy querido por los niños debido a su infinita paciencia y tranquilidad.

Después de haber corrido el riesgo de extinción durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, el cazador húngaro ha sufrido varios cruces con setters y pointers ingleses, pero también con cazadores alemanes. Hoy en día es muy amado también en Italia, donde hay varias granjas de cría especializadas precisamente en esta raza.

Bracco húngaro: apariencia y características

El sabueso húngaro es un perro de tamaño medio-grande : su altura a la cruz va de 50 a 60 cm mientras que su peso es generalmente alrededor de 30 Kg. Su cuerpo es delgado, musculoso y cónico , cubierto por un pelo generalmente corto y de color avellana. Los ojos son ovalados, marrones y decididamente expresivos: en algunos casos pueden parecer melancólicos, pero esta es una particularidad de su aspecto. Las orejas, bastante largas, caen suavemente a lo largo del hocico que lo enmarca. El cazador húngaro tiene un porte casi aristocrático: es elegante y su postura es siempre compuesta. El pelo de esta raza puede ser de dos tipos: corto o duro. La coloración, sin embargo, sigue siendo la misma y siempre ha caracterizado al sabueso húngaro, sin excepción.

El carácter del sabueso húngaro

El sabueso húngaro es un perro muy equilibrado excepto por un aspecto: siempre cultiva un apego morboso a su amo hasta el punto de buscarlo siempre y estar dispuesto a esperarlo incluso durante días. Esta peculiaridad de su carácter lo convierte en un perro muy fiel pero también muy sencillo de entrenar : respeta las órdenes que se le dan, siempre que su amo se las dé. Con los niños es excepcional: tiene una gran paciencia tanto que también se utiliza a menudo en la terapia con mascotas. Perfecto como perro de caza y guardia, el sabueso húngaro casi nunca ladra y se adapta muy bien a cualquier situación: puedes dejarlo en el jardín en el frío y nunca se quejará.

Tabaco húngaro: cría en Italia y precio

Esta raza de perro está particularmente extendida en Hungría, Alemania, Inglaterra y los Estados Unidos. En nuestra península todavía no está muy extendido, pero los cazadores húngaros están creciendo y han nacido varios criadores especializados. En Italia, un punto de referencia para todos los amantes de esta raza es el Club Vizsla : en el portal oficial se puede encontrar la lista de todas las razas presentes en nuestra península con el afijo E.N.C.I.

.

En lo que respecta al precio, éste también puede variar considerablemente: desde unos pocos cientos de euros hasta un máximo de 1.000 para los especímenes con pedigrí. Sin embargo, recuerde que el sabueso húngaro es un perro que también se puede encontrar en las perreras: antes de comprarlo, trate de ver que no haya cachorros abandonados a su suerte.

También podría interesarte…

  • Weimaraner: un perro aristocrático de carácter dulce y muy fiel
  • .

  • Setter Inglés: Un perro juguetón que le encanta correr al aire libre
  • .

  • Gran Danés: un perro sensible, inteligente y afectuoso
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *