El reno es un animal realmente asombroso : ligado a la tradición navideña, siempre ha despertado curiosidad también porque ciertamente no es un ejemplar que se pueda admirar en Italia! Aunque sigue siendo un animal muy extendido que ocupa una gran superficie, el reno está desapareciendo lentamente: todavía no se habla del riesgo de extinción, pero el cambio climático y las actividades industriales tienen sin duda un peso decisivo . En el pasado, los renos estaban muy extendidos por todo el hemisferio norte, pero hoy en día ya no es así. Aunque, por lo tanto, todavía encontramos un gran número de renos en el mundo, también estos animales estarán destinados a desaparecer con el paso del tiempo si las cosas no cambian.

Todos conocemos a los renos por la tradición navideña de tirar del trineo de Santa. Sin embargo, hay muchas curiosidades sobre este animal, y vale la pena conocerlo más de cerca porque es verdaderamente extraordinario.

Reno: aspecto y características

Los renos son animales increíbles: todo su cuerpo parece haber sido diseñado científicamente para soportar las condiciones climáticas más extremas. La nariz del reno es capaz de calentar el aire antes de llegar a los pulmones, mientras que su pelaje permite a este animal soportar incluso las temperaturas más frías. Increíbles son los ojos, que cambian de color según la estación : por eso en verano son dorados, mientras que en invierno, cuando hay menos luz, se vuelven azules.

Otro rasgo distintivo de los renos son las astas , es decir, las astas que también están presentes en los ciervos o los alces. Sin embargo, el reno es el único mamífero que los cambia cada año: después de perderlas, se regeneran a una velocidad impresionante , creciendo unos 2 cm por día! Las etapas de los renos están cubiertas de un pelaje muy suave, hasta el punto de que parecen de terciopelo.

Caribú y Reno: ¿cuál es la diferencia?

El reno se suele distinguir del caribú, que está muy extendido en América del Norte. En realidad, sin embargo, estamos hablando del mismo animal. El reno y el caribú pertenecen a la misma especie (Rangifer Tarandus) y lo que cambia es sólo el nombre : en Europa, de hecho, se prefiere el primer término mientras que en América del Norte el segundo. El malentendido se debe a que, aunque siempre hablamos de renos, los caribúes pueblan zonas diferentes, con características paisajísticas muy distintas a las europeas. Por lo tanto, es normal que haya algunas pequeñas diferencias entre los renos extendidos en Europa y los extendidos en América (el caribú, de hecho), pero éstas no se deben a la diversidad de especies sino sólo a una adaptación ambiental progresiva.

Hábitat, propagación y peligros

El reno no es un animal en peligro de extinción: todavía hay muchos renos, que están extendidos en diferentes zonas del planeta. Sin embargo, el área de distribución de los renos se ha reducido considerablemente: en el pasado los renos poblaban todo el hemisferio norte, mientras que hoy en día ya no lo hacen. Las poblaciones silvestres más numerosas se encuentran hoy en día en Finlandia, Noruega, Groenlandia, Siberia, Alaska y Canadá. El cambio climático y las actividades industriales son un verdadero peligro para estos animales, que están disminuyendo y pueden desaparecer de la faz de la tierra en un futuro lejano.

También podría interesarte…

  • Oso Polar: el príncipe del hielo que corre el riesgo de extinguirse
  • El Pingüino: el sociable y divertido pájaro que se arriesga a la extinción
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *