El podocarpus es un árbol de hoja perenne perteneciente al género de las coníferas, que en la naturaleza puede alcanzar una altura de 25 metros. También llamado pino budista, este arbusto es nativo de Asia y se usaba para decorar los templos. De hecho, es un árbol muy elegante y sinuoso , con un aspecto casi perfecto y ciertamente muy decorativo. El podocarpus tiene un tronco muy áspero y su principal característica son las grandes agujas dispuestas a lo largo de las ramas, que le dan una inconfundible belleza natural. A pesar de su aspecto casi "mediterráneo", el podocarpus es un árbol asiático, que por lo tanto en Italia lucharía por sobrevivir en su estado natural. Sin embargo, es muy popular el bonsái de esta especie que, a diferencia de muchas otras coníferas puede ser cultivado con seguridad en casa.

Podocarpus bonsai: cuidado y cultivo

El podocarpus bonsai es particularmente resistente y es por eso que en nuestra península es muy popular: ¡los amantes de los árboles en miniatura no pueden perdérselo! Cultivar el podocarpus bonsai no es difícil pero veamos qué atención hay que prestar para que crezca hermoso y saludable.

Dónde colocar el podocarpus bonsai: exposición

Como ya hemos mencionado, el bonsái de esta conífera también puede crecer en el interior a diferencia de muchas otras especies que encontrarían una muerte segura si se mantuvieran en casa. Esto no significa, sin embargo, que deba mantenerse en el interior: el podocarpus puede cultivarse también en el jardín o en la terraza, con un poco más de atención.

Si se cultiva en casa , el bonsái debe colocarse en una posición muy luminosa : lo ideal sería colocarlo delante de una ventana para que reciba la mayor cantidad de luz natural posible.

Si se cultiva al aire libre , se debe seguir el ciclo de las estaciones: en primavera y otoño debe colocarse en una posición soleada, mientras que en verano sería mejor moverlo a la sombra para evitar que sufra demasiado calor y que el sol le cause quemaduras. En invierno es mejor llevarlo adentro o darle refugio del frío y la escarcha.

Riego: ¿Cuánta agua y cuándo?

El podocarpus tiene un metabolismo bastante lento, por lo que no debe regarse con demasiada frecuencia ni en grandes cantidades. En principio podemos decir que debe regarse una o dos veces por semana, pero la mejor manera de entender cuándo es el momento de darle agua es sentir la tierra. Cuando esto está seco, significa que el bonsái necesita beber, pero ten cuidado: ¡evita siempre el exceso de agua!

Poda

Este bonsái puede ser podado en cualquier momento: no hay estaciones o meses más adecuados que otros así que no te preocupes por eso. Cuando notes que las ramas son demasiado largas o están entrelazadas puedes ajustarlas fácilmente.

¿Tiene el Podocarpus hojas secas?

Si el podocarpus tiene hojas secas, las razones podrían ser principalmente dos:

  • Ha sido expuesto al sol directo y por lo tanto las hojas se han quemado;
  • La irrigación no era correcta (excesiva y por lo tanto estancada o excesivamente pobre).

En este caso hay que quitar todas las hojas más secas y tener cuidado de irrigarlas de la manera correcta.

También podría interesarte...

  • Bonsái de interior: tipos, precio, cultivo y cuidado
  • Bonsai Ficus: la mejor manera de cuidarlo dependiendo de la especie
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *