El maltés es un perro que aparentemente engaña mucho : puede parecer muy dócil y suave, pero en realidad muestra un carácter muy particular. Esta raza, que, contrariamente a su nombre, no es nativa de la isla de Malta, esconde rasgos de carácter muy precisos y es todo menos tranquila. El perro maltés , de hecho, a pesar de su tamaño, que ciertamente no es uno de los más grandes, no es apto para la vida de apartamento y por lo tanto no se debe cometer el error de pensar que se puede mantener cerrado en el interior con demasiada frecuencia. Por supuesto, es un perro pequeño, pero tiene una gran vitalidad y necesita correr y moverse con frecuencia. La actividad física es esencial para este perro, así que antes de adoptarlo es mejor conocerlo un poco mejor. Veamos cuáles son las ventajas y desventajas del perro maltés.

Perro maltés: características y estándares de la raza

El maltés es una raza que, como veremos, sólo puede tener el pelo largo, pero en todos los casos el color es siempre el mismo, es decir estrictamente blanco. El marfil pálido y los tonos claros de champagne también están permitidos en el estándar de la raza. El perro negro de Malta no existe, sin embargo: podría ser un cruce, pero debemos tener cuidado con un ejemplar con pedigrí y color negro. Es un perro de tamaño pequeño : los ejemplares machos adultos alcanzan una altura máxima de 25 cm a la cruz y no superan los 4 Kg. La cola es a menudo redondeada hacia adelante, mientras que los ojos son redondos y muy expresivos.

El perro maltés casi podría parecer un peluche: si no lo conoces, la primera impresión es ésta, pero no hace falta mucho para darse cuenta de que su temperamento es muy diferente.

¿Maltés de pelo largo o corto?

A menudo oímos hablar del maltés de pelo corto, pero en realidad esta variedad no existe! Cuando vemos un espécimen de pelo corto significa que ha sido esquilado o que es un cachorro. Para estos perros, de hecho, el pelaje comienza a crecer después de 4 meses, mientras que antes permanece de una longitud bastante reducida. En cualquier caso, el perro maltés de pelo corto no existe: debemos tener cuidado de esquilarlo con cierta constancia para evitar que su "pelo", al igual que el nuestro, crezca fuera de toda proporción.

Los orígenes del maltés

En maltés no es nativo de la isla de Malta, aunque el nombre puede ser engañoso. Es ciertamente una raza muy antigua, que ha estado presente en Italia desde la época romana y por esta razón es considerada a menudo como uno de nuestros compatriotas. En realidad, el perro maltés tiene orígenes mediterráneos y parece que fue importado de Egipto por los fenicios, quienes lo trajeron a Malta para venderlo a las mujeres nobles y a los ricos. Sin embargo, todas estas son suposiciones: lo único cierto es que los malteses participaron en la primera exposición canina oficial en Gran Bretaña en la segunda mitad de 1800.

Hoy en día esta raza está muy extendida por toda Europa, incluida Italia: como veremos, las granjas de nuestra península son diferentes y es un perro que ahora se considera uno de nuestros compatriotas.

Perro maltés: carácter y temperamento

El maltés es un perro de mascota de pleno derecho: leal, inteligente, afectuoso y bastante obediente. Pero no cometas el error de pensar que es el perfecto perro de apartamento, porque no lo es en absoluto! Mucha gente elige adoptar un perro maltés porque están convencidos de que, dado su tamaño, es capaz de adaptarse muy bien incluso a espacios pequeños. Sin embargo, los malteses, por el contrario necesitan mudarse y se arriesgan a sufrir mucho si se les deja en la casa durante demasiado tiempo . Es una raza muy activa y dinámica, que necesita ser llevada a dar largos paseos o al menos dejada en el jardín libre para moverse y desahogarse.

Alternativamente, siempre podemos mantenerlo en la casa y ofrecerle el balcón para hacer sus necesidades. Pero en este caso tenemos que entrenarlo desde una edad temprana: al final todo depende de cómo te acostumbres a él. Los malteses pueden vivir muy bien en el apartamento, pero si queremos evitar que haga algún daño tenemos que entrenarlo desde una edad temprana.

Nutrición, cuidado y enfermedad

En lo que respecta a la nutrición, es probable que el maltés aumente mucho de peso por lo que es importante mantener su peso bajo control y seguir una dieta equilibrada. En principio podemos decir que este perro debe recibir dos comidas al día, para un máximo de 100-120 g de alimento total (preferiblemente seco).

Otra característica que requiere especial atención es el pelo : como hemos visto, estos perros tienden a tener un pelo bastante largo y no hay ejemplares de pelo corto. Los que vemos son simplemente esquilados. Afortunadamente, aunque parezca lo contrario, el maltés no es un perro que pierda mucho pelo, siempre que le demos la atención adecuada de forma natural. Debe ser cepillado frecuentemente y con cierto cuidado, utilizando si es necesario productos específicos para su hermoso pelaje, que es también uno de sus puntos fuertes estéticos.

Las enfermedades que más frecuentemente se padecen son la conjuntivitis y la otitis , por lo que es importante mantener el pelo muy limpio en la zona de los ojos y los oídos para minimizar el riesgo de infección. Es también por esta razón que los malteses son a menudo esquilados: para prevenir estas enfermedades.

Cría y precio

El maltés no es un perro barato, al menos si quieres una raza certificada. En Italia hay muchas razas, también porque, como dijimos, ahora es uno de nuestros compatriotas. Sin embargo, siempre es importante comprobar que la cría está en posesión de todos los requisitos y todas las certificaciones para operar con respecto a los animales y la ley. En cuanto al precio de un ejemplar de raza, el maltés puede costar entre 700 euros y 1.000 euros dependiendo de su pedigrí y su crianza.

Por supuesto, este es el rango de precio de un perro de pura raza y certificado. No se contemplan los híbridos o cruces y se pueden encontrar a precios mucho más bajos.

¿Un perro maltés como regalo? ¡Mejor no!

Dado su muy pequeño tamaño, mucha gente piensa que el maltés es la raza correcta para dar un regalo, pero están muy equivocados! Como dijimos, este perro tiene necesidades específicas y nunca es una buena idea regalarlo. Recuerda que esto se aplica a todas las razas, porque los perros no son juguetes y deben ser realmente deseados. Aunque parezca un pequeño peluche, el perro maltés puede ser un reto: recuerda que corre el riesgo de sufrir el síndrome de abandono si no lo mimas adecuadamente. Por lo tanto, requiere atención, como todos los perros. Tienes que hacerlo sentir como un miembro de la familia y por eso regalarlo nunca es una buena idea. El maltés, como todos los amigos de cuatro patas, debe ser deseado y elegido, de lo contrario corre el riesgo de hacerle sufrir innecesariamente.

También podría interesarte...

  • Lagotto: el perro italiano especializado en la caza de la trufa
  • Bracco Italiano: un buen, cariñoso y confiable perro de caza
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *