mutualismo

Mutualismo

Se denomina mutualismo a las asociaciones entre dos especies que reportan un beneficio para ambas, como obtener alimento, protección contra los enemigos  o un ambiente favorable donde crecer y reproducirse.

Se trata de un fenómeno muy extendido en la Naturaleza. No debemos considerar el mutualismo como una relación afectiva en el sentido humano del término, sino egoísta: la realidad es que las poblaciones de especies mutualistas crecen y se desarrolla más cuando viven juntas que cuando lo hacen por separado.

Ejemplos de relaciones de mutualismo:

- En algunas ocasiones, la especie que obtiene alimento ”paga con un servicio” a la otra. Es el caso de los peces limpiadores: se conocen hasta 45 especies de peces limpiadores, que eliminan los parásitos, restos de comida y tejidos muertos de la piel, el interior de la boca y las branquias de sus ”clientes”. Tanto en unos como en otros, se han desarrollado pautas de comportamiento que les permiten reconocerse y no agredirse.

- El pájaro de la miel llama la atención del tejón melífero (Mellivora capensis) indicandole dónde existen panales de abejas silvestres. Cuando el mamífero los destruye para obtener la miel, deja al descubierto los insectos de la colonia, que son ingeridos por las aves.

- La mayoría de las flores polinizadas ofrecen néctar o polen, o ambos a la vez, como recompensa a sus visitantes; los polinizadores por excelencia son los insectos. En este caso se han modificado para adaptarse a una especie de insecto concreto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *