Muro verde, principal fuente de humedad en el hogar

Un estudio que evaluaba el rendimiento de los sensores, para controlar la calidad del aire ambiente en tiempo real, también analizó el impacto de una pared verde en un entorno interior. Este estudio permite realizar un primer inventario de equipamientos ante el entusiasmo despertado por la revegetación de espacios cerrados.

Aunque en los espacios de trabajo, la presencia de un muro verde puede justificarse en términos de confort visual, bienestar y fuente de humedad (los edificios terciarios, en particular los edificios energéticamente eficientes, suelen tener aire más seco, 30-40 % de humedad relativa). , en una vivienda las paredes verdes deben considerarse con precaución.

El muro verde evaluado tenía una superficie de 2,7m2, suministrada por un depósito de agua, con una capacidad de 100L, para regar las plantas. Su impacto se evaluó en una sala de 40 m3. La velocidad de cambio de aire fue de 0,30±0,10 h-1. Esto significa que el 30% del aire se renueva en una hora, es decir, se necesitan 3 horas para renovar completamente el aire en la sala de 40m.3.

Muro verde_Pareto vegetal (Caron et al. 2016)

En presencia de esta pared verde, los resultados mostraron que la humedad aumentaba en 20 puntos, en comparación con la misma habitación sin ella. Por tanto, la humedad relativa media ha aumentado del 60 al 80%. Los mínimos registrados fueron respectivamente del 60% frente al 40% y los máximos del 90% contra el 70%, sin muro verde.

Como recordatorio, la humedad relativa óptima, para la comodidad y ausencia de desarrollo de hongos, se sitúa entre el 40 y el 60%. Esta gama permite adaptarse a las condiciones meteorológicas que influyen en los parámetros interiores.

También te puede interesar  ¿Cómo luchar contra los mosquitos?

Por último, el estudio volvió a permitir evaluar las capacidades de depuración de las plantas en condiciones reales. Con la ventaja de disponer de ventiladores que aseguran el paso del aire por la pared verde, a un caudal de 150 ± 20 m3/ h. La conclusión confirma los resultados del estudio Phyt’air: «Es imposible demostrar una diferencia significativa (de calidad) entre el aire ambiente y el aire extraído de la pared verde»

Para saber más sobre las capacidades de descontaminación de las plantas, consulta el artículo «Las plantas de interior, ¡no, no limpian el hogar!»

Bibliografía:

Extracto del artículo: Caron A, Redondo N, Thevenet F, Hanoune B, Coddeville P, Performances y limitaciones de electronic gas sensores para investigar y indoor air quality event. Edificación y Medio Ambiente, 2016, 107: 19-28

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.