¿Te mudas de casa? Mudarse se considera a menudo un acontecimiento estresante, pero si se siguen los consejos adecuados se puede hacer sin problemas. Aquí hay cuatro maneras de facilitarte la mudanza.

Empezar a tiempo con los preparativos

Para moverse con tranquilidad, es esencial preparar todo de antemano. Los expertos suelen aconsejar que empiece a desmontar algunos muebles y a preparar las primeras cajas con al menos dos meses de antelación. Sin embargo, el momento exacto cambia dependiendo del volumen de artículos que se necesite transportar y del tiempo del que se disponga. Además, si tu casa no es muy grande, es mejor no tener cajas o muebles desmontados alrededor de la casa. Así, para preparar todo a tiempo, sin ningún inconveniente, siempre puedes guardar las primeras cajas y los muebles que no necesitas en una tienda de muebles. Además, este momento es la oportunidad adecuada para eliminar todo lo que no se usa y por lo tanto será inútil traer su nuevo hogar. Es una práctica llamada desclasificación, hoy en día cada vez más de moda.

Haz un mapa de ruta para tu movimiento

Justo después de firmar el contrato de su nueva casa, tome lápiz y papel y escriba todo lo que necesita para completar antes de mudarse. Esto incluye no sólo el embalaje de todas sus pertenencias personales, sino también los pequeños trabajos de mantenimiento que se llevarán a cabo en su nueva casa (por ejemplo, pintar las paredes, limpiar o sustituir ventanas y puertas). Tener una lista de tareas le permitirá organizar su tiempo de la mejor manera posible.

Asegúrate de que tienes todo lo necesario para el embalaje

Para empaquetar todo rápida y eficientemente, asegúrate de tener todo el material de empaquetado que necesitas. Haz una estimación del número de cajas que necesitarás y consíguelas a tiempo. Puedes pedirlos por Internet y recibirlos en casa, pedirlos en los supermercados cercanos o, si contratas a expertos para tu mudanza, puedes preguntar a la propia empresa. Recuerde que hay diferentes tipos de cajas de mudanza como las de ropa, gafas o platos. Para evitar que sus pertenencias personales sufran daños, tenga a mano papel de burbujas o de envolver, que es especialmente útil para los artículos frágiles.

No olvide los marcadores o etiquetas para escribir en las cajas su contenido y la habitación a la que están destinadas. De esta manera, será fácil vaciar las cajas en su nuevo hogar.

Contratar una empresa de mudanzas

Si no tienes mucho tiempo o necesitas mudarte a una gran ciudad, es útil pedir ayuda a un negocio local. De esta manera, no tendrás que lidiar con todos los aspectos burocráticos del transporte de tus pertenencias personales a tu nuevo hogar. Por ejemplo, si se va a trasladar a Milán, póngase en contacto con una empresa que esté familiarizada con el tráfico de la zona y que tenga permisos para moverse en zonas de tráfico restringido o para ocupar terrenos públicos

.

Siga estos consejos y organice su mudanza sin estrés!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *