La luna llena siempre ha sido considerada responsable de muchos eventos aparentemente inexplicables , que también afectarían a nuestra vida y a la propia fisiología humana. Por esta razón, tendemos a culpar a la luna llena cuando nos sentimos más agresivos o agitados de lo habitual, pensamos que este fenómeno puede influir en el parto , estamos convencidos de que en las noches de luna llena la delincuencia tiende a aumentar. Piénsalo: ¿no te parece extraño que un cuerpo celeste pueda tener tal influencia en nuestro organismo? En realidad, todos los que acabamos de enumerar no son más que falsos mitos y leyendas que se han extendido desde la antigüedad pero que tienen muy poco, o más bien nada en absoluto científico!

Con esto no queremos decir que la luna llena no tenga una cierta influencia, porque es innegable que su fuerza gravitatoria es capaz de determinar algunos fenómenos en nuestro Planeta. Sin embargo, la mayoría de las creencias aún extendidas sobre la luna llena son infundadas y derivan de creencias populares que ya no encuentran terreno fértil para ser llevadas a cabo. Veamos qué es verdad y qué es en cambio el resultado de las leyendas transmitidas a lo largo de los años sobre la luna llena y sus influencias.

Luna llena: influencias científicamente probadas

Si en la luna llena se han transmitido varios mitos que no tienen base científica, debemos reconocer que este cuerpo celeste tiene un cierto impacto en nuestro Planeta. A nivel científico, se ha demostrado desde hace tiempo que la fuerza gravitatoria de la luna es responsable de las mareas. La fuerza de atracción ejercida por este cuerpo celeste es mayor sobre las partículas líquidas que sobre las sólidas y es por esta razón que las mareas ocurren periódicamente. El nivel de los mares y océanos tiende a subir cuando la luna está más cerca de la Tierra, y a bajar cuando se aleja.

Incluso la luz de la luna parece tener algún impacto, especialmente en las especies de plantas que crecen en nuestro planeta. Parece que la luz de la luna es capaz de determinar algunos movimientos y cambios en ciertas especies de plantas y organismos marinos. Sin embargo, no hay estudios científicos que demuestren que los hongos crecen más rápido durante las noches de luna llena.

Mitos y leyendas sobre la luna llena

Si lo que acabamos de describir son las únicas influencias científicamente probadas, los mitos y leyendas transmitidos a lo largo de los siglos han alimentado una serie de creencias completamente erróneas sobre el poder de este cuerpo celeste. No es cierto que nazcan más bebés en noches de luna llena o que el parto esté influenciado de alguna manera, como tampoco es cierto que la agresión aumente. Son todas leyendas urbanas que se siguen filmando hoy en día pero que en realidad no tienen base científica.

La luna llena, por lo tanto, ejerce una influencia en nuestro Planeta pero no actúa de ninguna manera en la fisiología humana. Por lo tanto, todas las influencias que nos afectarían de cerca deben ser excluidas categóricamente, al menos hasta que la ciencia pueda proporcionar ciertas pruebas.

También podría interesarte…

  • Fases de la luna: luna menguante, luna menguante, luna creciente y luna nueva
  • Le Maree: explicación del fenómeno e influencias lunares
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *