Los primeros 1000 días de vida, ¿decisivos para nuestro futuro estado de salud?

Los primeros 1000 días de vida serían esenciales para el futuro estado de salud del individuo.

El capital sanitario está determinado por los genes, pero se sabe que el estilo de vida y el entorno (exposición a toxinas, estrés, etc.) aumentan las probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades no transmisibles (fuente: Sociedad Francesa de Pediatría)

Estos primeros 1000 días comienzan desde la concepción hasta que el niño tiene 2 años. Este período sería decisivo para construir un capital sanitario óptimo.

El tiempo condicional se utiliza porque no es un dogma. Y aunque en cuanto a la prevención, tener en cuenta estos primeros 1000 días es importante para apoyar mejor el período pre y postnatal, el futuro estado de la salud también está escrito en el presente: desnutrición o deficiencias durante el crecimiento, consumo de fármacos, etc. el alcohol, el tabaco durante la adolescencia y la edad adulta, el sedentarismo del individuo a lo largo de su vida, su higiene alimentaria… Así nuestro estado de salud no queda congelado en piedra, el resto de estos primeros 1000 días.

Sin embargo, volviendo a los primeros 1000 días, son importantes porque:

► La microbiota intestinal se pone en marcha en cuanto el parto, según se realiza por vía vaginal o por cesárea, después cambia en contacto con el entorno externo.

► El sistema inmunitario también se configura desde el primer contacto del bebé con la mucosa vaginal, teniendo en cuenta inicialmente lo que heredó del padre y la madre y la expresión única de sus genes (es lo que se llama susceptibilidad genética). Entonces el sistema inmunitario sigue modulando según el lugar de vida del individuo (rural, urbano…), los factores que le rodean (animales domésticos entre otros), su lugar en los hermanos, la frecuentación o no de un vivero, etc. .

También te puede interesar  Cómo hacer una vela natural ecológica? [Tuto]

► Las hormonas juegan un papel esencial durante este período. Por ejemplo, a partir de la 7-8ª semana de gestación, el gen SRY del cromosoma Y permite la diferenciación de las gónadas, hasta ahora indiferenciadas, hacia el desarrollo del aparato reproductor masculino. Esta diferenciación testicular está asegurada por la presencia de testosterona.

► Se ponen en marcha sistemas neuronales y pulmonares, etc.

El objetivo de la investigación sobre los primeros 1000 días de vida es afinar los mensajes de prevención y reforzar los que ya son conocidos y reconocidos (cero tabaco y alcohol durante el embarazo, lo más variado posible de la dieta), así como definir mejor la noción. de «ventana de exposición».

La ventana de exposición es un período de desarrollo en el que el organismo es especialmente vulnerable. Por ejemplo, si durante el período de desarrollo del sistema nervioso la madre está expuesta en este preciso momento a neurotóxicos, ¿cuáles serán las consecuencias para el feto?

Tantas preguntas que encontrarán (o no) respuestas a medida que avance la investigación.

Para saber más sobre el tema: lea el artículo de la Sociedad Francesa de Pediatría

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.