La humedad en el edificio, el almacenamiento y la instalación de aislamiento son esenciales

El diagnóstico y el feedback de HUMIBATex del CSTB (Centro Científico y Técnico de la Edificación) se centran en las fuentes de humedad de los edificios, en particular mediante el aislamiento.

Los puntos clave a recordar son:

► Cuanto mayor es la humedad, mayores son las emisiones de compuestos químicos. Los paneles de partículas de madera se ven especialmente afectados. En cuestión, la hidrólisis del aglutinante urea-formaldehído, que libera formaldehído. Por ejemplo, el factor de emisión se multiplica por 4, entre dos pruebas realizadas en un 20 y un 80% de humedad relativa.

► En cuanto al formaldehído de nuevo, la ventilación por sí sola no permite eliminarlo completamente. Controlar sus fuentes de emisión aguas arriba (elección de materiales de bajas emisiones) es la única estrategia eficaz para limitar su presencia en espacios confinados.

► Los edificios energéticamente eficientes, con una cubierta estanca en la infiltración de aire, son más susceptibles al crecimiento de moho, en comparación con las viviendas convencionales. Esta declaración ya fue objeto del boletín del Observatorio de la Calidad del Aire Interior (OQAI), de marzo de 2017 (n° 10). Casi una de cada dos viviendas (47%), del tipo BBC (Edificios de bajo consumo), estuvo preocupado frente al 37% de las viviendas convencionales. Sin embargo, el moho sólo era visible en el 1% de las viviendas tipo BBC. Esto significa que se desarrollan profundamente en los materiales y, de hecho, están ocultos.

También te puede interesar  Preserve su entorno interior en 10 pasos

En el informe se identificaron cuatro debilidades principales, que cuestionan la calidad del almacenamiento de aislamiento y su instalación:

1/ La falta de protección adecuada de los materiales de construcción, incluido el aislamiento, contra el mal tiempo aguas arriba y durante la obra (transporte, almacenamiento, instalación);

2/ Dificultades en el secado de los sustratos, durante la fase de construcción, debido al refuerzo de la estanqueidad de la envoltura;

3/ Negligencia en la instalación de materiales que se traduce en la presencia de puentes térmicos;

4/ La falta de ventilación / ventilación temporal, o la falta de control de los sistemas de ventilación en todas las fases de la vida del edificio, es un problema real en la medida en que la calidad del aire interior depende en gran medida de este sistema.

Bibliografía:

CSTB, HUMIBATex, Impacto de la humedad en edificios: diagnóstico y retroalimentación. Parte IV – Humedad y calidad del aire interior

OQAI, boletín n° 10, marzo de 2017, Calidad del aire y confort en edificios energéticamente eficientes: iluminación OQAI

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.