La estevia no es un edulcorante natural

La estevia sólo es natural en su nombre, que proviene de la planta Stevia rebaudiana, de la Amazonía. Sus hojas, que pueden comerse frescas, tienen un sabor dulce muy pronunciado.

“Una confusión entre la planta y las moléculas extraídas para realizar un edulcorante, es mantenida inteligentemente por los productores, para dar una imagen virtuosa de este nuevo edulcorante, presentándolo como un producto natural. «(Fuente: DGCCRF)

En realidad, son los glucósidos de esteviol los que están autorizados en el mercado europeo desde el año 2011 e identificados con el aditivo «E 960».

«El origen vegetal de la molécula purificada se presenta como más» natural «que los edulcorantes sintéticos. Sin embargo, los glucósidos de los estevioles se depuran a más de un 95%, lo que los convierte en un producto tan alejado de la planta de origen (Stevia rebaudiana) que la sacarosa es de la remolacha”. (fuente: DGCCRF)

Los glicósidos del esteviol incluyen esteviósidos y rebaudiósidos. Su poder edulcorante es de 40 a 300 veces mayor que el del azúcar (sacarosa). En otras palabras, en comparación con la sacarosa, pueden utilizarse en cantidades muy pequeñas. Además, al tener un efecto casi insignificante sobre el azúcar en sangre, se consideran un edulcorante.

La IDA – Ingesta diaria aceptable fue establecida por un comité de expertos en 4 mg / kg de peso corporal / día. Para un adulto de 60 kg, esto representa un consumo de 240 mg/día.

Además, el ANSES y la EFSA acuerdan las declaraciones de salud de los edulcorantes intensos. Su consumo no comporta una pérdida de peso ni un aumento del riesgo de desarrollar cáncer o diabetes.

También te puede interesar  ¿Los cigarrillos electrónicos son efectivos para dejar de fumar?

ANSES – Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria, Ambiental y de Salud Laboral:

“La Agencia ha realizado una evaluación de los riesgos y beneficios nutricionales de todos los edulcorantes intensos. Con la realización de este trabajo, valoró, por vez primera, el valor nutricional de los edulcorantes intensos para la población en general. Este trabajo pionero no demuestra beneficio alguno del consumo de edulcorantes intensos en el control del peso, los niveles de azúcar en sangre en diabéticos o la incidencia de diabetes tipo 2. Tampoco permite establecer un vínculo entre el consumo de edulcorantes y la habituación al gusto dulce, ni ningún vínculo con un aumento del riesgo de diabetes o cáncer».

EFSA – Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria

“En 2011, el Panel de Dieta, Nutrición y Alergia de la EFSA evaluó la justificación de las afirmaciones relacionadas con ciertos beneficios para la salud de los edulcorantes intensos. El grupo concluyó que existe suficiente información científica para apoyar las afirmaciones de que los edulcorantes intensos, como todos los sustitutos del azúcar, causan un aumento menor del azúcar en sangre después de las comidas si se consumen en lugar de los azúcares, y mantienen la mineralización de los dientes reduciendo la desmineralización, también si se consumen en vez de azúcares. Sin embargo, los expertos de la EFSA no pudieron encontrar una relación clara de causa y efecto para apoyar las afirmaciones de que los edulcorantes intensos mantienen los niveles normales de azúcar en la sangre, cuando se sustituyen los azúcares, o mantienen de alcanzar el peso corporal normal».

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.