Hemos estado hablando de la energía verde y las fuentes de energía renovable desde hace algún tiempo, pero hasta hace unos años este era todavía un sector que se estaba desarrollando y refinando. Basta con pensar en los costos que se incurrirán para instalar un sistema fotovoltaico , que sólo hoy en día se han vuelto más asequibles mientras que antes para muchos eran económicamente insostenibles. La energía renovable es un tema candente, que ahora afecta a todo el mundo y tiene un alcance global. La urgencia de encontrar una solución al problema de la contaminación y el cambio climático ha llevado a un crecimiento muy rápido del sector ecológico y esto es sin duda algo bueno.

Por lo tanto, hoy podemos decir con certeza: las fuentes renovables y los sistemas verdes, que tienen un ojo atento para la protección y el respeto del medio ambiente, representan el futuro. Hay muchas iniciativas y proyectos que persiguen este objetivo y tienen un alcance internacional.

Energías verdes y renovables: los motores del cambio

Los impulsores del cambio están ahora repartidos en varios frentes y esto es lo que augura el logro de los objetivos. Por un lado, encontramos entidades de distribución de energía como Enel Green Power, la empresa del Grupo Enel que desde hace más de 10 años gestiona y desarrolla proyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables a nivel internacional. Por otro lado, encontramos a la gente que está empezando a movilizarse y manifestarse en nombre de un planeta más limpio. Luego están todos los incentivos promovidos por los distintos países para apoyar el crecimiento de este sector porque todos sabemos ya: si queremos asegurar un futuro para las generaciones futuras no hay mejor alternativa que esta.

Las energías renovables hoy y las perspectivas para el mañana

Según el informe “Un nuevo mundo. La geopolítica de la transformación de la energía 2019” por la IRENA (Agencia Internacional de Energías Renovables) y la Comisión Mundial sobre la Geopolítica de la Transformación de la Energía , las energías renovables están creciendo cada vez más rápido en los últimos años. Este proceso, que debe interpretarse en clave positiva para el futuro de las próximas generaciones y tal vez incluso de las actuales, conducirá a una verdadera revolución.

No se trata sólo de salvar nuestro Planeta y preservar nuestras propias vidas, porque hay dinámicas políticas en juego que podrían cambiar definitivamente nuestros propios sistemas económicos. Alejarnos de los combustibles fósiles que siempre han determinado la dirección del polo de poder es desbaratar completamente el paradigma energético mundial en el que nos hemos basado durante siglos. En esta perspectiva, serán los países que se han centrado más que otros en la energía renovable los que ganarán el día.

Sin embargo, si nos detenemos en la calidad de vida y la supervivencia de un Planeta que ahora sabemos que está en riesgo, sólo hay una cosa que podemos ver. La energía verde y las fuentes renovables son nuestra única esperanza. Todos hemos entendido esto y finalmente parece que incluso las superpotencias se resignan a abandonar las viejas bisagras de un sistema que ya no puede sostenerse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *