Contaminación electromagnética , definida por el término “electrosmog”. está empezando a causar preocupación: aunque todavía no existe una base científica para demostrar su peligrosidad, se trata de un problema cada vez más extendido que debe abordarse.

La contaminación electromagnética es un problema relativamente reciente : por esta razón la comunidad científica no ha podido aún analizarla rigurosamente. Hay que reconocer que las pruebas que se han realizado hasta la fecha dejan muchas preguntas abiertas, pero no suscitan todavía graves preocupaciones. Pero, ¿qué significa la contaminación electromagnética y cuáles son las fuentes de las que proviene esta nueva forma de “smog”?

Contaminación electromagnética: ¿Qué es?

La contaminación electromagnética , definida como electrosmog, no es otra cosa que la contaminación causada por la radiación electromagnética no ionizante , es decir, dentro del rango de frecuencia de 0 Hz a las frecuencias de la radiación visible (por ejemplo, el láser). Se trata de un tipo de contaminación que podría tener efectos perjudiciales para la salud humana, además de crear un importante impacto ambiental, debido a la presencia de antenas muy grandes ahora casi en todas partes.

El mayor problema de la contaminación electromagnética es que permanece “oculta” y no puede ser vista como es el caso del smog. Por esta razón es preocupante: hay millones de ondas que cruzan nuestro cerebro cada día y esto nos deja un poco de perplejidad: ¿estamos realmente seguros de que no tienen ningún efecto sobre la salud humana? Lamentablemente, la cuestión sigue siendo controvertida hoy en día: la evidencia científica no existe, pero ni siquiera hay una prueba cierta e irrefutable de que estas ondas no sean peligrosas para nuestro cerebro.

Fuentes de contaminación electromagnética

Desafortunadamente, como acabamos de mencionar, hoy en día estamos prácticamente rodeados y continuamente atravesados por ondas electromagnéticas , incluyendo las no ionizantes. Pero ¿de dónde viene exactamente esta forma de contaminación y cómo podemos evitar que tenga impactos (dañinos o no) en nuestro cuerpo?

Ahora hay muchas fuentes de contaminación electromagnética y se hace prácticamente imposible no involucrarse, incluso sin quererlo. En particular, la radiación de este tipo es producida por:

  • Radar;
  • Hornos de microondas;
  • estaciones de radio;
  • emisoras de radio y televisión;
  • teléfonos móviles;
  • sistemas inalámbricos;
  • …las líneas de energía.

Como se puede entender leyendo la lista de fuentes de contaminación electromagnética, hoy en día es prácticamente imposible evitar este tipo de smog. Sin embargo, se pueden tomar algunas precauciones para evitar los posibles efectos negativos de estas ondas.

Contaminación electromagnética del teléfono móvil: cómo reducirla

La contaminación electromagnética a la que estamos más expuestos hoy en día es la producida por los teléfonos móviles. Dado que no hay pruebas científicas que desmientan los riesgos para la salud asociados al electrosmog, debemos protegernos lo mejor posible tomando ciertas precauciones para minimizar el impacto que el teléfono podría tener en nuestra salud. Aquí hay algunos consejos para un uso consciente y menos peligroso de su teléfono móvil:

  • Siempre apágalo cuando te vayas a la cama;
  • Evitar llamadas largas o usar un auricular;
  • Evite mantener el dispositivo en contacto con su cuerpo durante mucho tiempo (por ejemplo, en su bolsillo);
  • Apague la unidad cuando no sea necesario.

También podría interesarte…

  • El smog: qué es, cómo se forma y qué consecuencias tiene
  • Contaminación ambiental: causas, remedios y situación en Italia
  • Contaminación acústica: causas y legislación
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *