El guepardo es un mamífero carnívoro , que pertenece a la familia de los félidos pero que tiene algunas características típicas también de los cánidos. Este depredador está desgraciadamente en peligro de extinción , al igual que el elefante: aunque hoy en día está clasificado como un animal vulnerable, los animalistas le piden que pase al estatus de "en peligro" porque sólo quedan 7.100 ejemplares . Como veremos en breve, el guepardo estuvo una vez muy extendido en diferentes zonas de nuestro planeta, pero con el paso del tiempo el crecimiento demográfico ha empujado a este animal a zonas más estrechas, diezmando sus posibilidades de supervivencia.

Características físicas del guepardo

Desde un punto de vista puramente físico, el guepardo tiene algunas características típicas de los félidos pero no sólo: a veces parece pertenecer también a otra clase, la de los cánidos. Este maravilloso mamífero tiene un cráneo bastante pequeño comparado con el resto del cuerpo, con orejas contenidas, mandíbula corta y dientes pequeños si se comparan con los típicos de los félidos. Las fosas nasales son las de los cánidos, pero también las patas parecen pertenecer a esta especie: largas y delgadas, tienen la peculiaridad de tener sólo parcialmente las uñas retráctiles.

El cuerpo del guepardo es delgado y alargado : este mamífero mide en promedio 150 cm de largo, a los que hay que añadir otros 80 cm de cola. La altura a la cruz es de unos 80 cm, por lo que es un animal grande. Sin embargo, el guepardo pesa muy poco y esto hace que sea fácil de correr: rara vez los ejemplares de esta especie superan los 60 kg de peso.

Debido a sus características físicas, el guepardo es uno de los mamíferos más rápidos de la historia: puede alcanzar velocidades de 120 km/h y este es su punto fuerte.

Carácter y comportamiento del guepardo

El guepardo es un depredador , pero también debe salvarse de otros mamíferos de los que no puede defenderse como un león o una hiena. Por esta razón, este mamífero es activo durante el día (a diferencia de los leones y las hienas) y no da lugar a todas las preocupaciones de los reyes de la sabana. Los guepardos a menudo se acercan a sus presas, porque estos animales no están acostumbrados a las emboscadas: cuando cazan, se mueven libremente y sin necesidad de esconderse entre la vegetación. Por otra parte, estos mamíferos tienen de su lado el hecho de ser los más rápidos : con una zancada son capaces de alcanzar sus presas sin problemas y por lo tanto pueden permitirse cazar sin demasiadas maquinaciones. Desde el punto de vista social, el guepardo es un félido bastante solitario pero depende del sexo: mientras que las hembras se mueven casi siempre solas, los machos tienden a moverse en pequeños grupos de 2-3, defendiendo su propio territorio.

El hábitat perfecto del guepardo y el riesgo de extinción

El guepardo prefiere los ambientes abiertos y planos, caracterizados por un clima semidesértico y una buena cobertura de hierba. Se adapta bien a diferentes tipos de hábitats : los desiertos, estepas y bosques escasos son todos buenos para el guepardo, que, por el contrario, no ocupa zonas donde la vegetación es demasiado espesa porque esto impediría su funcionamiento. Antes estos mamíferos ocupaban diferentes zonas del planeta : se difundieron en casi todo el continente africano y en gran parte del asiático, pero hoy en día han sido cazados por más del 90% de sus hábitats tradicionales.

Hoy en día, los guepardos están casi completamente extinguidos en Asia (quedan pocos ejemplares sólo en Irán) y están confinados en algunos estados africanos : Namibia, Angola, Zimbabwe, Sudáfrica, Mozambique y Botswana.

También podría interesarte...

  • Elefante: el maravilloso mamífero amenazado de extinción
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *