Glifosato: ¿la diferencia de clasificación entre IARC y EFSA?

Un tema muy sensible que es el glifosato. Aunque en el mercado fitosanitario hay cientos de moléculas disponibles, esta suela cristaliza la lucha contra los antiplaguicidas.

La Unión Europea tomó la decisión el pasado noviembre de renovar la licencia de herbicida por 5 años más.

Paralelamente, ANSES notificó la retirada de las autorizaciones de 36 productos a base de glifosato y la negativa a autorizar 4 nuevos productos.. Esta vez, la posición del ANSES está justificada en relación a la posible genotoxicidad del glifosato y ya no a sus efectos potencialmente cancerígenos.

El tema del glifosato es un buen ejemplo de la complejidad de determinar el peligro y caracterizar el riesgo de un producto. Por sencillez, el peligro es la toxicidad intrínseca del producto (ej: el humo del cigarrillo es peligroso porque es cancerígeno) y El riesgo es la probabilidad de estar expuesto a ese tóxico (ej.: el riesgo es mínimo si la persona es no fumadora y no sufre tabaquismo pasivo).

Por tanto, una sustancia o peligro peligroso no necesariamente constituye un gran riesgo si es poco probable que estés expuesto.

Algunos ejemplos se muestran en la infografía.

Glifosato: el peligro contra el riesgo contra metodología

La evaluación de riesgos para la salud (HRA) permite medir ese riesgo. El método se explicó en un artículo anterior.

Sin embargo, es legítimo preguntarse si es posible descorrelacionar el riesgo con el peligro.

Volviendo al glifosato, lo que impide el consenso científico es:

El peligro en sí,

En el debate público, hablamos casi exclusivamente de sus efectos cancerígenos, para los que la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) y la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) no son unánimes. Pero la ANSES, la agencia de salud española, estaba interesada por sus posibles efectos genotóxicos y por lo que hizo retirar del mercado varios pesticidas.

Por ejemplo, tomar alcohol, las autoridades sanitarias no tendrán el mismo criterio si se examina los efectos sobre los pulmones o los efectos sobre el hígado. A priori, el alcohol carece de efectos nocivos sobre la capacidad pulmonar, en cambio es hepatotóxico (tóxico para el hígado).

El riesgo,

La exposición no es la misma para la población en general, que está expuesta a los residuos de glifosato principalmente a través de los alimentos, que para los agricultores, expuestos en el propio producto.

Incluso entre los agricultores, la exposición es diferente según cumplen o no las condiciones de uso (en ausencia de viento) y si llevan equipos de protección individual (guantes, mascarilla, gafas y bata).

La metodología de los estudios epidemiológicos,

Por último, la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer), la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y todas las agencias de salud hacen referencia a estudios de población, se trata de estudios epidemiológicos.

Sin embargo, no utilizan el mismo tipo de estudios y, por tanto, no llegan a las mismas conclusiones.

Los 3 tipos de estudios epidemiológicos se detallan en un artículo anterior.

Glifosato: la posición del IARC, la EFSA y las agencias de salud

La IARC – Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer publica monografías.

“Las monografías de la IARC identifican los factores ambientales que constituyen un peligro cancerígeno para los humanos (sustancias químicas, mezclas complejas, exposiciones ocupacionales, agentes físicos y biológicos y factores de comportamiento). Las organizaciones de salud pública utilizan esta información como soporte científico en sus acciones destinadas a prevenir la exposición a estos posibles carcinógenos (fuente IARC).

También te puede interesar  Algodón fioc: las alternativas ecológicas para un Planeta sin plástico

Así, el IARC no tiene en cuenta el concepto de riesgo, sólo peligro, y sólo le interesa un único efecto sobre la salud: el cáncer.

La EFSA y las agencias nacionales de salud están interesadas en el riesgo.

Además de que el IARC y la EFSA no se refieren a los mismos estudios epidemiológicos, la EFSA incluye estudios realizados por los propios fabricantes. Lo que para muchos desacredita el mensaje de la agencia europea de salud.

Por último, el cáncer no es el único efecto posible del glifosato. Se sospecha que altera el sistema hormonal (disruptor endocrino), que es reprotóxico (tóxico para la reproducción) y que es genotóxico (provoca modificaciones nocivas del genoma), de ahí la voluntad de prohibirlo.

¿Es España el único país que quiere prohibir el glifosato?

Según la votación para la renovación de la licencia de explotación del glifosato dentro de la Unión Europea: 9 países votaron en contra, entre ellos España, junto a Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Grecia, España, Luxemburgo y Malta; 18 países votaron a favor y 1 país se abstuvo [6].

De los 28 países miembros, dos tercios votaron a favor de la renovación de la licencia de uso del glifosato, incluidos los países escandinavos a menudo citados como modelo de prevención en salud.

renovación de la licencia de glifosato, quien votó a favor y quien votó en contra

¿Y los demás, fuera de la UE, cuál es su posición?

Tras la publicación del IARC, muchos países llevaron a cabo su propia experiencia:

Australia – Autoridad australiana de pesticidas y medicamentos veterinarios

Septiembre de 2019: «La evaluación actual de la APVMA es que los productos que contienen glifosato son seguros de utilizar según las instrucciones de la etiqueta».

Su conclusión: «El uso del glifosato en las condiciones de uso es seguro».

Nueva Zelanda – Autoridad de Protección del Medio Ambiente de Nueva Zelanda

Noviembre de 2019: «La opinión del MPI es que los datos del IARC no indican ningún riesgo creíble para los usuarios de glifosato (por ejemplo, agricultores, jardineros domésticos) o para los consumidores de productos con residuos de glifosato que cumplen los niveles máximos de residuos de Nueva Zelanda.”

Según las autoridades de Nueva Zelanda, el IARC no ha demostrado un riesgo creíble para los usuarios de glifosato (agricultores y jardineros) o para los consumidores, teniendo en cuenta los residuos de glifosato en los alimentos en los niveles permitidos.

Canadá – Agencia reguladora de la gestión de plagas

Abril de 2017 – «El hallazgo general del reexamen del glifosato se destaca de la siguiente manera:

  • El glifosato no es genotóxico y es poco probable que suponga un riesgo de cáncer humano.
  • No se espera que la exposición dietética (alimentos y agua potable) asociada al uso de glifosato suponga un riesgo para la salud humana.
  • Los riesgos laborales y residenciales asociados con el uso de glifosato no son preocupantes, siempre que se sigan las instrucciones actualizadas de la etiqueta.
  • La evaluación ambiental concluyó que las zonas de amortiguación de pulverización son necesarias para mitigar los riesgos potenciales para las especies no objetivo (por ejemplo, vegetación cercana a las zonas tratadas, invertebrados acuáticos y peces) de la deriva de pulverización.
  • Cuando se utilizan de acuerdo con las instrucciones revisadas de la etiqueta, no se espera que los productos de glifosato supongan riesgos para el medio ambiente.

Canadá ha evaluado que el glifosato no es genotóxico y es poco probable que suponga un riesgo de cáncer para la población. La exposición a través de los alimentos (agua incluida) no parece suponer ningún problema en lo que se refiere a un riesgo potencial de cáncer.

También te puede interesar  El carbón: el combustible fósil más contaminante de todos
Estados Unidos – Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos

Diciembre de 2017 – «El borrador de evaluación del riesgo para la salud humana concluye que el glifosato no es probable que sea cancerígeno para los humanos. La evaluación de la Agencia no encontró ningún otro riesgo significativo para la salud humana cuando el producto se utiliza según la etiqueta del plaguicida Los hallazgos científicos de la Agencia son coherentes con las conclusiones de las revisiones científicas de otros países, así como con la Encuesta de Salud Agrícola del Instituto Nacional de Salud de 2017».

La misma conclusión que los demás países, se considera que el glifosato es poco probable que sea cancerígeno para los humanos cuando el producto se utilice bajo las condiciones de uso.

Conclusión

Al final, ni la IARC ni la EFSA tienen razón. Ambas organizaciones juzgan el glifosato de forma diferente: según el peligro o según el riesgo.

Personalmente creo que es un error prohibir el glifosato, sin repensar la agricultura convencional, porque muy probablemente será sustituido por otro plaguicida en cuanto esté prohibido.

Ya había expresado mi opinión en el artículo «Pguicidas en la agricultura, la prohibición del glifosato es sólo una (pequeña) parte de la solución».

Bibliografía:

Andreotti G. Uso de glifosato e incidencia del cáncer en el estudio de salud agrícola, J Nat Cancer Inst, 2018, 110: 509-516

De Roos AJ. Incidencia del cáncer entre los aplicadores de pesticidas expuestos en el glifosato en el estudio de salud agrícola, Environ Health Persp, 2005, 113: 49-54.

De Roos AJ et al. Evaluación integradora de múltiples pesticidas como factores de riesgo para el linfoma no Hodgkin entre los varones. Occup Environ Med 2003; 60: E11.

Portier CJ et al. Diferencias en la evaluación carcinogénica del glifosato entre los
Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), J Epidemiol Salud Comunitaria, 2016, vuelo 70, núm 8

Sitio web:

Conclusión del ANSES sobre el glifosato

Prohibición de Roundup de autoservicio

Clasificación IARC

Posición del ECHA

Vota a favor de la renovación de la licencia de explotación del glifosato en la Unión Europea: Le Point, Le Figaro, Les Echos

Autoridad australiana de pesticidas y medicamentos veterinarios

Seguridad Alimentaria de Nueva Zelanda

Agencia reguladora de la gestión de plagas de Canadá

Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.