El gato de Bengala es ciertamente hermoso, pero esta raza tiene muchas particularidades y es por esta razón que se ha hecho más y más famosa y apreciada. Oficialmente reconocido sólo en 1991, el Gato de Bengala es la primera raza obtenida por cruce con gatos domésticos y felinos salvajes: el gato leopardo. Estos son especímenes realmente hermosos, con un pelaje moteado muy particular y características de carácter difíciles de encontrar en otros felinos.

El gato de Bengala se puede reconocer de inmediato y no sólo por su inconfundible pelaje, sino también porque es uno de los pocos felinos que ama el agua. Hoy en día esta raza está muy difundida y apreciada en todas partes, pero sobre todo en los Estados Unidos y en Europa: se puede encontrar la cría también en Italia y parece que estos gatos son realmente muy queridos!

Gato de Bengala: características y estándares de la raza

Desde el punto de vista físico, la principal característica del Gato de Bengala es sin duda su manto moteado que deriva de su ancestro leopardo. En realidad, como veremos en breve, no todos los ejemplares tienen manchas: en el estándar de la raza también se permiten las vetas pero deben tener características muy precisas. La complexión de este gato es bastante robusta y musculosa: no estamos hablando de un pequeño ejemplar y los machos pueden alcanzar incluso los 9-10 kg de peso. Un aspecto peculiar está representado por la cola: bastante rechoncha pero con la punta siempre negra. Los ojos son redondos y expresivos y su color puede variar de un espécimen a otro.
En cuanto al pelaje, que es la característica más marcada de este hermoso gato, puede ser diferente de un ejemplar a otro. Algunos gatitos tienen algunas estrías con la punta de la cola estrictamente negra mientras que otros son realmente manchados, exactamente como un leopardo real.

Carácter y temperamento

Siendo un ejemplar nacido del cruce de un gato doméstico con un felino salvaje, no podemos esperar que el gato de Bengala sea exageradamente manso, pero tampoco debemos abandonarnos a los prejuicios. Aunque su temperamento salvaje puede salir en ciertas ocasiones, este gato sigue siendo muy dulce y cariñoso : a nivel de carácter, el componente domesticado prevalece claramente. El gato de Bengala se adapta muy bien a la vida en el apartamento pero siempre es mejor disponer de espacios dedicados sólo a él, para evitar daños en la casa.

Cría en Italia y precio

Como hemos dicho, incluso en Italia estos ejemplares han tenido mucho éxito y de hecho hoy en día hay más de una cría especializada en esta raza. Sin embargo, por desgracia, el gato de Bengala no es barato: su precio es uno de los más altos que se pueden encontrar en la circulación y se debe al duro trabajo de selección de la raza que se ha hecho para obtener un ejemplar como este. Sin embargo, si quiere comprar un gato de Bengala, asegúrese de dirigirse a la granja de cría correcta porque el costo no es insignificante: hablamos de un promedio de 2.000 - 2.500 euros que ciertamente no son pocos.

También podría interesarte...

  • Gato Siberiano: un bello ejemplar, perfecto para aquellos que son alérgicos a los gatos
  • Maine Coon: El gato gigante al que todos temen
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *