La remoción del amianto (o absesto) es una operación que muchas personas tienen que hacer y, por supuesto, no se puede hacer de manera independiente. Es necesario recurrir a empresas especializadas, tanto porque este material es muy peligroso si se inhala como porque sólo puede ser eliminado por quienes tienen todos los permisos necesarios. El polvo de amianto, si se inhala, es muy peligroso para la salud: puede causar varios trastornos de las vías respiratorias , incluso particularmente graves. La eliminación del amianto es obligatoria por ley y existe un reglamento específico que indica en detalle todo el procedimiento.

El uso generalizado del amianto en el pasado en la industria de la construcción ha tenido una consecuencia importante: hoy en día hay muchos edificios con partes estructurales que contienen absestos. Todos los que viven en casas con techos de amianto deben garantizar la eliminación o la seguridad de este material altamente peligroso.

Eliminación del amianto: por qué debe hacerse

El amianto en sí mismo no es peligroso, pero se vuelve peligroso cuando empieza a deteriorarse. Considerando que este material fue prohibido en Italia en 1992 , hoy en día todos los artefactos o partes estructurales de los edificios que contienen asbesto comienzan a ser datados y por lo tanto peligrosos. Cuando el amianto comienza a deteriorarse se dispersa en el aire a través de un polvo muy fino que puede penetrar en los pulmones causando incluso enfermedades muy graves y serias. Es por esta razón que la eliminación del amianto es importante: para evitar correr riesgos y contaminar la atmósfera con partículas altamente tóxicas.

Eliminación del amianto: procedimiento y costos

El procedimiento de retirada del amianto requiere la intervención de empresas especializadas y autorizadas : no se puede hacer de forma independiente debido a los altos riesgos que conlleva. Tras realizar una inspección in situ, la empresa envía toda la documentación recogida a la autoridad sanitaria local competente para obtener todas las autorizaciones de retirada.

Dentro de un mes obtendrá el permiso de la Asl y podrá proceder: el material incriminado se encapsula y se cubre con productos específicos en para que las fibras no se dispersen en el aire y el medio ambiente. Las partes en las que se encontró el amianto se recuperan y se lleva a cabo la retirada real. En este punto, el amianto es llevado a vertederos especiales para su eliminación.

Los precios de la eliminación del amianto varían de una zona a otra y pueden oscilar entre 25 y 10 euros/m². Cuanto mayor sea la superficie a reclamar, menor será el precio.

¿Tienes que quitar el amianto? Esto es lo que dice el reglamento

La legislación actual no obliga a los propietarios a retirar el amianto a menos que esté deteriorado y, por lo tanto, sea peligroso . En esencia, la ley obliga a todos a ocuparse del mantenimiento y el control de las piezas de amianto y, si son frágiles, es necesario informar a la autoridad sanitaria local y deshacerse de ellas. Si, por el contrario, el amianto sigue siendo compacto y por lo tanto seguro, la ley no obliga a nadie a retirarlo. Sin embargo, es responsabilidad del propietario del inmueble realizar verificaciones periódicas para comprobar el estado del amianto y deshacerse de él si comienza a deteriorarse.

También podría interesarte…

  • Eternit: qué es, por qué es peligroso y cómo deshacerse de él
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *