El motor Stirling, también conocido como motor de aire caliente, fue inventado hace casi 200 años por Robert Stirling.

Los principios de la física del motor

El principio es simple: una diferencia de temperatura entre un extremo y el otro de un pistón crea un movimiento de convección que activa un movimiento vertical del brazo. Esto se conecta a un eje creando así un movimiento de rotación.
Así, el motor puede funcionar al sol, sobre o bajo una fuente de calor o frío.

aplicaciones domésticas

Las aplicaciones son enormes. Hasta ahora, los problemas de eficiencia y costes respecto al motor de combustión interna o en las turbinas tipo «caldera» han impedido que este motor sea más democrático. Con nuevas técnicas y materiales, pero también con esta conciencia ecológica, este motor puede ser una solución para el futuro.
Se pueden imaginar motores Stirling funcionando al sol, con energía geotérmica, con gas, bajo un fuego, etc.
Por ejemplo, debido a su eficiencia actual, los motores Solar Stirling pueden transformar la energía solar térmica en energía mecánica (rotación) y después en energía eléctrica mediante una turbina. Los rendimientos parecen mucho más interesantes que las plantas fotovoltaicas, pero las inversiones aún no están democratizadas.

Es difícil encontrar, hasta hoy, motores que puedan producir energía doméstica. Sin embargo, hay móviles pequeños muy lúdicos que le permiten entender perfectamente el mecanismo de los motores Stirling y que los móviles funcionen sin batería.

A continuación pueden ver un vídeo de funcionamiento de estos móviles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *