El dromedario , también llamado camello árabe o indio, pertenece a la familia de los camélidos al igual que el camello, pero a diferencia de este último tiene una sola joroba. Esta es la característica más distintiva de las dos especies, pero como veremos desde el punto de vista del carácter el dromedario y el camello no son tan diferentes. Los especímenes en estado salvaje han desaparecido de sus lugares de origen, pero ahora se encuentran en Australia como consecuencia de la importación por parte del hombre y el subsiguiente abandono de estos animales con la llegada del transporte sobre ruedas.

Características físicas del dromedario

Como hemos mencionado, la característica física más evidente del dromedario es la joroba en la espalda pero si queremos ser precisos en la realidad no es cierto que a diferencia del camello este mamífero tenga una sola joroba. En realidad, de hecho, hay dos jorobas de este mamífero, sólo una está completamente atrofiada por lo que no se nota y es casi imposible de ver. A diferencia de las jorobas del camello, que al reducirse la grasa se vuelven más caídas lateralmente, la del dromedario sólo se vuelve más pequeña. En cuanto al color, el pelaje del dromedario puede ser de diferentes tonos: desde el beige al negro, pero en algunos casos incluso casi blanco. El hocico es largo y las fosas nasales se estrechan, para evitar que la arena entre en los días de viento.

La joroba de dromedario. ¿Para qué es?

La joroba del dromedario cumple la misma función que las dos jorobas del camello: es esencialmente una reserva de grasa de la que este mamífero puede extraer durante sus largos períodos en el desierto. La función de la joroba está estrechamente relacionada con el hábitat de este animal por lo tanto: al vivir en zonas desérticas y semiáridas, no dispone de grandes cantidades de alimentos. Sin embargo, gracias a la joroba, el dromedario es capaz de sobrevivir durante períodos muy largos sin necesidad de alimentarse.

El perfecto hábitat del dromedario: ¿dónde vive?

Debido a su gran resistencia incluso en ambientes muy insidiosos como el desierto, los dromedarios están muy extendidos casi exclusivamente en casa. Se encuentra en todo el norte de África, en la India, en la mayor parte de Asia Menor y en la Península Arábiga : en estos lugares vive en estrecho contacto con el hombre, que lo utiliza para transportar cargas o como medio de transporte a través del desierto. El dromedario también se introdujo en Australia, pero con la llegada del transporte sobre ruedas se fue abandonando gradualmente. Hoy en día, sólo en Australia, es posible estudiar el comportamiento de estos mamíferos en estado salvaje: abandonados a sí mismos , se han reproducido e incluso se han convertido en una especie invasora que cuenta con una población total de más de 500.000 individuos. Australia es el único país donde todavía se pueden encontrar dromedarios en estado salvaje, porque en otros lugares están todos extintos.

El dromedario: un animal con mil usos

Este mamífero, como hemos dicho, siempre ha sido utilizado para largas travesías por el desierto: es un animal muy resistente y fácil de domesticar. Sin embargo, este no es el único uso que se le da: del dromedario se utiliza prácticamente todo, desde la leche a la carne que se come, hasta incluso el estiércol que se utiliza como combustible.

También podría interesarte...

  • El Camello: hagámonos amigos de este lindo mamífero
  • Babuino: Hazte amigo del mono que vive en África
  • El Pingüino: el sociable y divertido pájaro que se arriesga a la extinción
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *