Dietas sin gluten y sin lácteos, ¿qué pensar?

Trate de adoptar dietas «sin gluten»; «Sin lácteos» e incluso «paleo»?

Las reuniones Public Health France*, que se celebraron los días 7 y 8 de junio de 2016, permitieron a los investigadores y médicos hacer balance de los intereses reales y de los posibles riesgos de estas dietas de moda. Y si sólo fuera un «milagro de marketing»…

En resumen

1. La dieta sin gluten

Restricción total para personas con enfermedad celíaca (= intolerancia al gluten) o alergia al trigo. Tanto si se trata de una alergia como de una intolerancia, ambos requieren un diagnóstico médico. El primero se realiza gracias a una biopsia realizada a nivel de la mucosa intestinal, el segundo mediante una reacción alérgica más o menos grave.

Recomendado para personas con hipersensibilidad en el gluten. La hipersensibilidad, a diferencia de la celiaquía o la alergia al trigo, no tiene un biomarcador diagnóstico, como la inflamación. Se manifiesta por síntomas muy generales: dolor abdominal, gases, hinchazón, tráfico irregular…

En caso de exclusión, es necesario introducir nuevas fuentes de vitaminas del grupo B, y oligoelementos, como fósforo, potasio, zinc, hierro.

«Una dieta sin gluten mejora el rendimiento deportivo, provoca pérdida de peso, mejora las facultades cognitivas de una persona con autismo…» Todas estas afirmaciones no han sido probadas científicamente.

Por último, tenga en cuenta que Los productos industriales sin gluten son más dulces y grasos que sus homólogos con gluten. También contienen más aditivos (60 millones de consumidores, sin gluten pero no sin reproches).

2. La dieta sin lácteos

En los productos lácteos, se distingue entre la leche y los productos fermentados como los yogures y los quesos. La intolerancia a la lactosa sólo afecta a la leche (para más información, revisa el artículo Leche y productos lácteos fermentados, ¿deben prohibirse en nuestra dieta?)

También te puede interesar  Los fumadores cuestan más dinero del que aportan (en la sociedad)

Se debe observar una evitación total y estricta, durante 18 a 24 meses, para las personas alérgicas a las proteínas de la leche. Se trata de la leche de vaca, de cabra y de oveja y todos sus derivados: yogur, queso, mantequilla, etc. después reintroducción gradual, después de pruebas de «provocación oral», acompañado de un médico.

Una vez más, no se ha demostrado científicamente ningún vínculo entre el consumo de lácteos y el desarrollo del autismo, dolores articulares y/o musculares…

Por otra parte, en caso de evitación total, se recomienda aumentar la ingesta de proteínas, preferentemente carnes magras, calcio y vitaminas B2 y B12.

3. La dieta paleo

El principal problema proviene del (exceso) consumo de proteínas. De hecho, la dieta paleo está a menudo relacionada con la dieta Dukan alta en proteínas. Pero demasiada proteína puede interferir con el buen funcionamiento de los riñones.

En conclusión: ¿un milagro de marketing?

Sobre todo en lo que respecta a la dieta sin gluten o «sin glu» para los amigos cercanos. Según el Pr Gurviez del INRA, es el «culpable perfecto», culpable de la agricultura intensiva, culpable de la obesidad, culpable de la pereza…

Pero un culpable que generó una importante facturación de 93.000 millones en el 2014 en España. En comparación, la industria del tabaco en España generó en 2012 una facturación de 15.500 millones de euros (fuente: INPES, 2015). Más actual, en 2015, el comercio electrónico generó, por su parte, una facturación de cerca de 65.000 millones de euros (fuente: Capital). Y, sin embargo, todavía estamos muy lejos del gigante alemán, donde «no glu» representa una facturación de 427.000 millones de euros (en 2014). Por eso el ponente habla de un «milagro de marketing».

También te puede interesar  ¿Cuáles son los riesgos para la salud de los edulcorantes?

* El Instituto Nacional de Prevención y Educación para la Salud (INPES), el Instituto de Vigilancia Sanitaria (InVS) y el Establecimiento de Preparación y Respuesta a Emergencias Sanitarias (EPRUS) se han fusionado para dar a luz al ‘ organización Salud Pública España.

Bibliografía:

Todas las presentaciones están disponibles en línea o siga los enlaces para acceder directamente a la presentación «sin gluten y sin lácteos», oa la presentación «milagro del marketing».

60 millones de consumidores, sin gluten, pero no sin reproches, 26 de enero de 2016

Bouteloup C, Doctor en gastroenterólogo-nutricionista, CHU Clermont-Ferrand, 2016

Gurviez P, Profesor, AgroParisTech INRA, Dietas selectivas: ¿es sólo marketing? El caso de los sin gluten, 2016

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.