cremas ecologicas

Las cremas ecologicas más novedosas ya están en el mercado, cremas que acompañan el curso de la Naturaleza aprovechando todas sus propiedades pero respetando el entorno dónde se cultivan las materias primas. Aprende a elaborar cremas ecologicas en este articulo de Vida Ecológica.

Cuando adquieras una crema ecológica en cualquier establecimiento ya sea especializado o no, debes atender a su etiqueta, pues todos los productos ecológicos que se encuentren catalogados como tal debe cumplir y deben ser exigidos de una serie de certificados que aseguren su procedencia ecológica, es decir las plantas, materias primas en la elaboración de la cosmética deben ser cultivadas bajo las condiciones y exigencias de la agricultura ecológica y en ningún caso deben haber sido testado en animales. Del mismo modo, en una crema ecológica no puede haber sido incorporado ningún aditivo químico.

Cremas ecologicas

Cremas para la cara. Una crema natural y muy básica  que puedes elaborar en casa es la crema de Aloe Vera. Rara es la casa que no tenga una planta de Aloe Vera, pero seguramente pocos utilizan esta planta por no conocer cómo aprovechar sus increíbles propiedades. Compra en la Farmacia Crema base y corta una hoja gruesa de Aloe Vera, (la planta debe tener al menos dos años para que sus propiedades estén al 100%). Pela la hoja y aparta en un bol la masa viscosa del interior, que colocas en un paño o calcetín. Aprieta con un palo a modo de tornillo para extraer todo el liquido de la masa. Mezcla con la crema base hasta obtener una crema uniforme; ya tienes tu primera crema casera para la cara.

Crema antiarrugas. Las cremas antiarrugas ecológicas son fáciles de encontrar hoy en día gracias a la concienciación del consumidor en cuanto al respeto del Medio Ambiente. Puedes comprar crema antiarrugas natural o elaborar una mascarilla antiarrugas casera, para ello necesitas una manzana, un poco de miel y salvia cortada fina. Pasa la manzana por la batidora con un poco de miel y la salvia y deja la masa resultante durante quince minutos extendida sobre la cara limpia y lavada con anterioridad para conseguir mejores resultados.

Para combatir las arrugas puedes lavarte al cara diariamente con el agua en la que se han hervido las hojas del perifollo (un puñado por litro de agua). Éste es el remedio de la célebre Ninon de Lenclos quien, a los ochenta años, seguía evocando fuertes pasiones en sus admiradores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *