Recientemente se ha hablado cada vez más de plantas de cogeneración, que permiten reducir en gran medida las emisiones nocivas al medio ambiente. Gracias a este innovador método de producción de electricidad, es posible maximizar los resultados y también obtener toda la energía térmica que de otro modo se dispersaría en el medio ambiente. En esencia, por lo tanto, una planta de cogeneración es capaz de producir dos tipos de energía: energía eléctrica y energía térmica, en un solo proceso. Veamos más de cerca cómo funciona y cuáles son las ventajas de esta solución, que se está haciendo cada vez más popular incluso dentro de los hogares privados.

Planta de cogeneración: ¿cómo funciona?

En las centrales térmicas, los combustibles se convierten en electricidad. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que sólo una pequeña parte del combustible utilizado permite generar electricidad. De hecho, durante el proceso de combustión el 35% de los combustibles se convierten en electricidad y el 65% restante se dispersan en el medio ambiente en forma de energía térmica. Esto significa que una gran cantidad de energía se libera durante el proceso de producción de electricidad y es literalmente desechada.

Una planta de cogeneración está diseñada para explotar incluso ese 65% y reutilizarlo para la calefacción de hogares o edificios públicos. Este tipo de proceso se lleva a cabo en determinadas centrales termoeléctricas, pero también existe la microcogeneración, que consiste en la instalación de una pequeña planta para uso doméstico. Básicamente, cualquier planta de cogeneración tiene un funcionamiento bastante simple: el vapor o el agua caliente que se genera en la producción de electricidad se recupera y se transforma en energía térmica.

Las ventajas de una planta de cogeneración

Las plantas de cogeneración están cada vez más extendidas, tanto a nivel de centrales térmicas como para uso privado. En efecto, este método de producción combinada de calor y energía ofrece varias ventajas que no deben ser subestimadas. Ventajas tanto en términos económicos como medioambientales:

Beneficios ambientales

Desde el punto de vista ambiental, estas plantas reducen en gran medida las emisiones nocivas responsables de la contaminación atmosférica. Según las investigaciones realizadas por Althesys, si se instalara un pequeño número de micro-generadores entre 2017 y 2020, la emisión de gases de efecto invernadero y de partículas en el medio ambiente se reduciría en unas 500.000 toneladas! Esto se debe a que con una planta de cogeneración es capaz de producir dos tipos de energía en un solo proceso.

Ventajas económicas

Este tipo de sistema permite también reducir en gran medida los gastos de producción de energía eléctrica y térmica , precisamente porque se producen simultáneamente y por lo tanto con menos desperdicio de recursos. Los sistemas de microcogeneración para uso doméstico, por ejemplo, permiten reducir a la mitad los costos de la factura.

Ahorro de energía

Vinculado a los que acabamos de mencionar, esta ventaja se refiere al uso de combustibles fósiles y no sólo. Gracias a la cogeneración es naturalmente posible "consumir" menos materias primas y obtener dos tipos de energía en lugar de una sola.

Microcogeneración doméstica

La calefacción de las casas privadas, como ya hemos visto, es responsable de muchas emisiones dañinas y de la contaminación del aire. Instalando un sistema de microcogeneración en las casas particulares se pueden obtener todas las ventajas que acabamos de describir y por lo tanto hacen bien no sólo al medio ambiente sino también a su cartera y a su salud.

También podría interesarte...

  • Contaminación atmosférica: ¿Cuál es la principal fuente de contaminación?
  • PM10: el preocupante daño de las partículas en nuestra salud

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *