El sistema de calefacción urbana se está desarrollando rápidamente, y esto es ciertamente un hecho positivo, también desde el punto de vista ecológico: este sistema de calefacción permite reducir las emisiones de dióxido de carbono y optimizar los recursos , con indudables ventajas también en otros frentes.

¿Qué es la calefacción urbana y cómo funciona?

La calefacción urbana es un sistema de calefacción “a distancia”, que consiste en la distribución de agua caliente o vapor a través de una red de tuberías. La producción se lleva a cabo en centrales eléctricas especiales y desde allí se transporta directamente a los edificios y casas particulares. De ello se deduce que la caldera clásica ya no es necesaria, porque el agua caliente se genera directamente en la central y llega a la casa igual que con la electricidad.

Entender cómo funciona la calefacción urbana no es tan complejo: en esencia el mecanismo es el mismo que para el suministro de electricidad. El agua caliente se produce en una central eléctrica y desde allí se alimenta en las casas individuales a través de una red de tuberías especialmente diseñada.

Este sistema de calefacción, cada vez más popular y que ya existe en muchas ciudades del norte de Italia, tiene una serie de ventajas también y sobre todo desde el punto de vista del impacto ambiental.

El impacto ambiental de la calefacción urbana

Hasta la fecha, la calefacción urbana puede ser considerada con razón como el sistema de calefacción más “verde” de todos, y esto por varias razones:

  • La contaminación local se reduce considerablemente , porque es posible vigilar y controlar los gases de escape de la central eléctrica, mientras que hoy en día todavía es muy complejo controlar la contaminación generada para la calefacción de cada casa;
  • Se pueden utilizar diferentes tipos de combustible en las centrales eléctricas (no sólo combustibles fósiles, sino también biomasa, geotérmica y térmica solar). Esto conduce a un uso más consciente y específico de los combustibles, con la consiguiente reducción de los gases de efecto invernadero generados;
  • Conduce a un uso más eficiente y menos desperdicio de recursos : en las plantas de cogeneración, además del calor, se produce también electricidad que puede ser utilizada;

Las ventajas económicas de la calefacción urbana

Este innovador sistema de calefacción también aporta ventajas en términos económicos : en primer lugar se eliminan todos los gastos relacionados con el mantenimiento y el suministro de la caldera. En las casas particulares, las tuberías llegan directamente de la caldera y la caldera o el calentador de agua ya no son necesarios con la calefacción a distancia!

Además, como se pueden utilizar diferentes combustibles para producir agua caliente en las centrales eléctricas, es posible elegir los más ventajosos del mercado y cambiarlos según la tendencia de los precios. Por lo tanto, no depende estrictamente de una sola materia prima, sino que puede elegir la más barata.

Por último, el tipo de IVA para las plantas de calefacción urbana se fija en el 10% : ¡es también una ventaja económica importante!

Calefacción urbana en Italia

Este sistema de calefacción ya está muy difundido en los países del norte de Europa, pero también está ganando terreno en Italia, especialmente en las regiones del norte. La primera ciudad italiana que adoptó este sistema fue Brescia en los años 70, pero hoy en día se está extendiendo a prácticamente todas las grandes ciudades.

En particular, Varese: de hecho, el primer sistema de calefacción solar a distancia fue construido aquí, en una perspectiva completamente verde.

También podría interesarte…

  • Paneles solares térmicos: ¡Calentar su casa con energía solar vale la pena!
  • Limitar el consumo y las emisiones de gases de efecto invernadero con calefacción por suelo radiante
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *