cadena trófica

La población de herbívoros depende de la abundancia de vegetales y la población de carnívoros depende de la cantidad de herbívoros. Pero los carnívoros, al ser depredadores de herbívoros, regulan también la cantidad de vegetales…

Se denomina cadena alimentaria a la relación de dependencia trófica que puede establecerse en un ecosistema entre los organismos que se alimentan unos de otros.

Cadena alimenticia ejemplos

El nivel trófico de un ecosistema es un conjunto de organismos que obtienen la materia y la energía de forma semejante. En un ecosistema se distinguen los siguientes niveles tróficos:

Los productores son organismos autótrofos; captan la energía del Sol y fabrican materia orgánica a partir de la materia orgánica. Son organismos productores las algas, los musgos y las plantas superiores. Los consumidores primarios, son organismos heterótrofos; se alimentan a partir de materia orgánica de los productores. Son consumidores primarios los animales herbívoros, como el conejo, la cebra, el búfalo, el elefante, etc. Los consumidores secundarios, que son organismos heterótrofos; se alimentan a partir de la materia orgánica de los consumidores primarios. Son consumidores secundarios los animales carnívoros, como el león, el halcón, el zorro, etc. Los descomponedores o desintegradores, que utilizan la materia orgánica de los restos de los anteriores organismos par alimentarse y, como resultado, fabrican materia inorgánica. Pertenecen a este nivel las bacterias y los hongos. Los transformadores convierten compuestos inorgánicos en sustancias aprovechables para los productores. Forman este nivel algunas bacterias.

Ejemplos de cadena alimenticia sería:

Productores: Cebada, treboles, algas verdes…

Consumidores primarios: vacas, ovejas, nús, caballos…

Consumidores secundarios: lobos, tigres, guepardos…

Como las cadenas alimentarias de un ecosistema están interconectadas, puesto que poseen eslabones comunes, lo que se da en realidad son redes alimentarias.

Estructura trofica del ecosistema

Todos los seres vivos deben disponer de una cantidad de alimentos que les permita realizar sus funciones vitales. Los alimentos proporcionan materia  y energía.

Como ya se sabe, la fotosíntesis es imprescindible para mantener la vida sobre la Tierra, y los seres heterótrofos dependemos de la producción de alimentos que realizan los autótrofos.

Teniendo en cuenta el tipo de nutrición y la función que los organismos desempeñan en los ecosistemas, podemos clasificarlos en tres grandes grupos, llamados niveles tróficos: productos, consumidores y descomponedores.

· Productores. Son los organismos autótrofos: vegetales, algas y bacterias fotosintéticas. Se les llama así por su capacidad para sintetizar materia orgánica partiendo de sustancias inorgánicas sencillas (dioxido de carbono, agua y sales minerales). En este proceso, la energía lumínica es almacenada en los enlaces químicos de las grandes molécules organicas.

También son autótrofas las bacterias quimiosintéticas, pero su papel como productores de la biosfera no es muy importante.

· Consumidores. Son los organismos heterótrofos animales, que obtienen la materia y la energía necesaria directamente de los productores o de otros animales que han comido productores. Pueden ser:

- Consumidores primarios. Se llaman así a los vegetarianos, que se alimentan de productores.

Consumidores secundarios. Son los carnívoros, que se alimentan de los consumidores primarios.

Consumidores terciarios, cuaternarios, y de superior nivel. Aquellos carnívoros que se alimentan de otro  carnívoros.

· Descomponedores. Son también organismos heterótrofos, como algunas bacterias y hongos, que se alimentan de restos orgánicos: cadáveres, excrementos, mudas de piel, etc. En este proceso alimenticio descomponen la materia orgánica y la trasforman en inorgánica.

Para representar gráficamente las relaciones alimenticias, se utilizan las cadenas tróficas. Una cadena trófica está formada por organismos pertenecientes a distintos niveles tróficos. Las flechas indican el sentido en el que se transfieren la materia y la energía, es decir, la flecha significa ”es comido por”.

En un ecosistema, las relaciones no son tan simples, ya que un mismo organismo puede ser comido por varios y, a su vez, alimentarse también de muchos otros. La representación gráfica de este proceso es un esquema en forma de red, con muchas conexiones alimenticias diferentes, que se denomina red trófica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *