El sultanato de Brunei es un estado situado en la isla de Borneo en el sudeste de Asia y es conocido por su historia. Brunei siempre ha tratado de mantener su autonomía política y por esta razón ha tenido que luchar durante siglos, pero hoy se presenta como un estado rico. La riqueza debida principalmente al comercio de especias no ha ido acompañada, sin embargo, de una modernización social : un ejemplo es la sharia, que introdujo en 2014 el castigo corporal para los delitos más graves.

Además, el Sultanato de Brunei siempre ha tenido mucho cuidado de preservar el credo de la religión musulmana y en 2015 las tradiciones navideñas fueron prohibidas por ley. Los ciudadanos cristianos que viven en Brunei pueden celebrar la Navidad, pero sólo dentro de su propia comunidad y después de haber pedido permiso a las autoridades.

Al estar en Borneo, Brunei también ha participado y sigue participando en una misión que involucra a Indonesia y Malasia : preservar la biodiversidad y los pueblos indígenas, que siempre han luchado contra los objetivos expansionistas de las industrias.

Borneo y las amenazas a la biodiversidad

Borneo conserva, junto con el Amazonas, las selvas tropicales que representan un recurso indispensable para nuestro Planeta. Estos pulmones verdes son de hecho muy importantes porque son capaces de absorber el Co2 y las emisiones de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera y albergan el 6% de la biodiversidad mundial.

Es un patrimonio natural de inmenso valor, pero durante varios años ha sido puesto a prueba por los objetivos expansionistas de carácter económico. El mayor peligro para Brunei, Indonesia y Malasia está representado por las plantaciones de palma aceitera : estos monocultivos explotan de hecho bosques enteros para la producción de una sola planta. Esto se traduce en un peligro real para la biodiversidad de Borneo y estas zonas: los monocultivos determinan de hecho una desecación progresiva del suelo, que ya no es apto para el cultivo de otras especies. De ello se deduce que con el paso del tiempo más y más suelos se vuelven inutilizables, áridos y desérticos: aquí el pulmón verde de nuestro Planeta se reduce cada vez más.

La lucha por el medio ambiente en Brunei, Malasia e Indonesia

Afortunadamente, los objetivos expansionistas que amenazan el medio ambiente y la biodiversidad de Brunei, Malasia e Indonesia están siendo contrarrestados por los pueblos indígenas. Los Penan y los Dayak siempre se han opuesto a aquellos que durante milenios quieren apoderarse de la tierra para su explotación masiva y todavía llevan a cabo batallas para evitar que el pulmón verde de nuestro planeta sea destruido.

Tras años de lucha, los pueblos indígenas han decidido hoy emprender acciones legales y en muchos casos han logrado un gran éxito. Un ejemplo de ello es el caso ganado por los Dayak contra la empresa Borneo Pulp&Paper, pero las iniciativas y manifestaciones llevadas a cabo por estas poblaciones son diferentes.

Por nuestra parte, sin embargo, también podemos hacer algo para preservar las selvas tropicales de Brunei y los otros estados de Borneo. Boicotear todos los productos que contienen aceite de palma , que también son malos para la salud, ya puede ser un primer paso hacia la salvación del Planeta.

También podría interesarte...

  • La selva amazónica se salva: suspendido el decreto de explotación
  • La fantástica diversidad ambiental y de vida silvestre de Chile, un país por descubrir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *