Bolivia es uno de los países más grandes del continente americano : su superficie supera el millón de km2 y se encuentra entre Perú, Paraguay, Argentina, Brasil y Chile. Considerando el tamaño de su territorio (que es igual al de España y Francia juntas), Bolivia no está muy poblada y esto se debe a la presencia de los Andes y la Selva Amazónica, que ocupan una gran parte del país.

En Bolivia podemos encontrar una increíble variedad ambiental : una variedad que está amenazada por los fenómenos ambientales y especialmente por las consecuencias del calentamiento global y la deforestación. Cabe señalar, sin embargo, que este país produce sólo el 0,04% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo : la dirección de Bolivia es ciertamente hacia una sostenibilidad ambiental cada vez mayor, pero esto no es suficiente para reducir los efectos de la contaminación atmosférica mundial.

La variedad ambiental de Bolivia

En Bolivia podemos distinguir 2 grandes áreas ambientales: en la parte oriental del país encontramos la selva amazónica y las zonas tropicales, mientras que la parte occidental está ocupada por la cordillera de los Andes y la meseta.

Las zonas tropicales y la selva tropical del Amazonas

En la parte oriental del país encontramos las tierras bajas tropicales, cubiertas por selvas tropicales, pero también por sabanas secas. Aquí también se encuentran los grandes lagos amazónicos.

La cordillera de los Andes

El lado occidental de Bolivia está ocupado en cambio por los Andes e incluso se pueden alcanzar alturas muy altas: muchos picos por encima de los 6.000 metros. Sin embargo, la zona más poblada es la meseta, que cuenta con condiciones climáticas mucho más favorables que el resto del país.

La biodiversidad de la vida silvestre de Bolivia

En Bolivia hay una gran variedad de vida silvestre y hay muchos animales que siguen sobreviviendo entre los Andes y la Selva Amazónica. Entre las especies más difundidas en este país se encuentran la llama y la alpaca , que viven en los Andes, pero también el cóndor andino, el jaguar, el tapir y el oso hormiguero. La protección de estas especies se toma muy en serio en Bolivia, tanto es así que el gobierno ha establecido varios parques naturales protegidos, precisamente para preservar este patrimonio faunístico y ambiental.

Amenazas ambientales en Bolivia

Como hemos mencionado, Bolivia es un país que tiene muy poco impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Sin embargo, las consecuencias de la contaminación atmosférica y la deforestación también se sienten aquí: No hay un solo ecosistema en Bolivia que no esté amenazado por el cambio climático. La diversidad de la fauna y la flora se está poniendo a prueba, pero al examinarla más de cerca no podemos descartar ninguna responsabilidad por parte del país.

La contaminación del Lago Titicaca , por ejemplo, se debe al gran y rápido desarrollo de la ciudad de El Alto, situada a 4.000 metros y habitada por hasta 2 millones de personas. De esta ciudad pasa el Río Seco, que recoge todos los residuos industriales y orgánicos y los lleva directamente al Lago Titicaca. Afortunadamente, sin embargo, el país ha advertido el problema y ha firmado un acuerdo con Perú para salvar esta joya ambiental: la inversión prevista equivale a 500 millones de dólares y la recuperación del lago podría ciertamente salvar muchas especies, así como un inmenso patrimonio ambiental.

También podría interesarte...

  • La fantástica diversidad ambiental y de vida silvestre de Chile, un país por descubrir
  • Líbano: por eso el país sigue inundado de residuos
  • La biodiversidad de Nicaragua: uno de los puntos calientes del planeta
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *