La bicicleta eléctrica tardó muy poco tiempo en hacerse popular y hoy en día mucha gente ha elegido este medio de transporte alternativo. A diferencia de la bicicleta clásica , la bicicleta eléctrica proporciona una serie de ventajas clave: puede ser usado por todos porque es muy fácil de usar, no contamina, te permite moverte y por lo tanto hacer algo de actividad física y es muy fácil de usar. Es por todas estas razones que la bicicleta eléctrica ha sido apreciada desde el principio y hoy vemos muchas bicicletas eléctricas en la ciudad y en la naturaleza.

Cualquiera con un ojo agudo para la ecología ya se ha dado cuenta: la nueva generación de bicicletas podría ser un verdadero punto de inflexión. Si las bicicletas clásicas tuvieran límites claros y no se pudieran utilizar como un coche, las bicicletas eléctricas podrían sustituir fácilmente a los vehículos más contaminantes. Por supuesto, en la temporada de invierno hay que cubrirse bien, pero en primavera y verano son la solución perfecta para ir a donde quieras sin producir emisiones nocivas.

Bicicleta eléctrica: ¿cómo funciona?

La bicicleta eléctrica tiene un funcionamiento muy sencillo, así que aprender a usarla es un juego de niños. Lo único que cambia en comparación con una bicicleta clásica es el hecho de que una batería suele estar alojada en el estante trasero. En el manillar se encuentran los mandos para elegir el tipo de pedaleo asistido que se desea. Les recordamos que una bicicleta eléctrica es en realidad un híbrido: puedes usarla incluso sin la ayuda de la batería y en todos los casos siempre debes pedalear! Esa es la belleza de esto: todo el mundo puede usarlo porque haces el mínimo esfuerzo pero puedes ajustarlo de acuerdo a tus habilidades y preferencias. Por lo demás, el funcionamiento y el aspecto son idénticos a los de cualquier bicicleta clásica.

Las ventajas y desventajas de la bicicleta eléctrica

La bicicleta eléctrica proporciona considerables beneficios, pero el más importante de todos para nosotros es la sostenibilidad. Gracias a este medio de transporte podemos movernos fácil y cómodamente sin contaminar la atmósfera, lo que ocurre regularmente cada vez que nos ponemos al volante. No se utilizan combustibles fósiles de ningún tipo y, por lo tanto, podemos ir a todas partes de una manera respetuosa con el medio ambiente.

Otra ventaja de la bicicleta eléctrica es el pedaleo asistido. Podemos decidir hasta qué punto queremos que nos ayuden y si queremos también tenemos la posibilidad de pedalear de forma independiente. Los ancianos aprecian mucho esta solución porque pueden moverse al aire libre sin el riesgo de cansarse demasiado y tener la situación siempre bajo control. Una subida se convierte en una bajada con la bici eléctrica, así que no hay límites y puedes llegar a todos los lugares que quieras!

La desventaja es, por desgracia, el precio, que sigue siendo bastante alto hoy en día. Sin embargo, en el Decatlón o en línea en Amazon , también puedes encontrar modelos económicos que son asequibles para todos, así que puedes empezar con estos. Por supuesto, puede que no sea la mejor bicicleta eléctrica, pero es una gran manera de empezar.

También podría interesarte…

  • Coches eléctricos: en Italia 1 de cada 3 automovilistas se interesa por los coches eléctricos, pero se ve frenado por los precios
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *