beneficios del incienso

El incienso es uno de los productos que se puso más de moda hace unos años, consiguiendo mantenerse en alza desde entonces gracias principalmente a los beneficios que proporcionaba y la rápida difusión a través del boca a boca. Hoy en día es fácil conocer a alguien que sea aficionado al incienso, disponiendo en su hogar de todo el material necesario para disfrutar del aroma que desprende cuando es quemado. En la mayoría de casos el incienso que encontraremos será en forma de barritas, las cuales están preparadas específicamente para producir un olor más intenso, pudiendo encontrarlas en forma individual o incluso en pequeñas cajitas con muchas incorporadas.

 

Con todo, las barritas que venden en las tiendas suelen ser sintéticas, sin acercarse a la pureza del incienso natural. Aunque no supone un riesgo para la salud debido a la poca frecuencia con la que utilizamos el incienso es recomendable buscar siempre los naturales, donde no solo nos aseguramos de que estén hechos de componentes no dañinos para nuestra salud, también obtenemos un producto que dura más tiempo y que es más atractivo a nuestros sentidos. Para ello debemos consultar directamente a las distintas tiendas, aclarándoles que buscamos específicamente este tipo de incienso. Suele ser más caro, vendiéndose en barritas individuales prácticamente siempre, pero estaremos comprando calidad de vida.

Su beneficio más remarcable es mejorar el estado de ánimo. Al estar compuestos de plantas como la salvia o la lavanda notaremos el efecto relajante que nos produce su aroma, llenando la habitación sin llegar a resultar cargante. Es mejor ser comedidos con el incienso, encenderlo continuamente reducirá sus efectos en nosotros, llegando incluso a resultarnos aversivo. En momentos de tensión nos ayudará a calmar los nervios, haciendo que el propio proceso para la quema nos sirva como recurso para desconectar de las situaciones que nos hayan puesto en el disparador. Un ritual que nos dará fuerzas para recuperar el control al ser nosotros los que iniciamos la conducta.

Otros inciensos tienen efectos sugerentes, como la potencia sexual, o nos ayudan para entrar en profundos estados de contemplación.  Sin duda gran parte de estos beneficios dependerá de nuestra inclinación natural por creer en sus efectos, lo cual no resta para nada la importancia del incienso natural en conseguir el efecto deseado. Como todos los productos naturales, debemos tener la motivación y la claridad de mente necesaria para poder sacarles todo el rendimiento, logrando disfrutar de sus beneficios de la mejor forma posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *