Aromaterapia o uso de aceites esenciales para sustituir fármacos

La aromaterapia es el arte de curarse con aceites esenciales.

Los aceites esenciales son extractos de plantas, resultantes de la destilación de la flor, semillas, hojas, corteza, ralladura…

El uso directo de las plantas (hojas, raíces), sin un proceso de extracción, para el autocuidado se llama fitoterapia.

Ambos no son incompatibles, pero no implican el mismo rigor. Los aceites esenciales están concentrados. Son poderosos. Su uso requiere precisión. Como las drogas, es necesario respetar una dosis y una dosificación. Cada gota de aceite esencial es importante. Al revés la fitoterapia es «generosa», un puñado de hojas en infusión, una cucharada de aceite vegetal…

Los aceites esenciales poseen múltiples propiedades, desde antisépticos hasta antiespasmódicos, incluyendo la regulación del tránsito intestinal y sus efectos calmantes sobre el estrés y la ansiedad. No lo podemos decir lo suficiente, sólo para que los aceites esenciales sean naturales no significa que sean seguros. Tratar un dolor de cabeza con un aceite esencial de menta o lavandina, en lugar de tomar ibuprofeno o paracetamol, no es mejor ni sin riesgo. Es sencillamente otra forma de curar.

Los aceites esenciales también tienen contraindicaciones, algunos no deben utilizarse por y en presencia (en difusión) de niños pequeños, mujeres embarazadas, asmáticos y epilépticos, y pueden tener efectos secundarios.

Los aceites esenciales poseen propiedades antisépticas.

Como alternativa a los antibióticos, ya sea para humanos o animales en cría, ésta es una oportunidad porque los aceites esenciales no inducen resistencia a los microorganismos.

Los obstáculos para su generalización son que no son aptos para todos los públicos, pueden provocar efectos secundarios y caros de producir porque son difíciles de reproducir. De hecho, la misma planta que crece en distintas condiciones no dará el mismo aceite esencial. La situación geográfica, el clima, la altitud, la exposición al sol, la naturaleza del subsuelo, constituyen el carné de identidad del aceite esencial. Es su quimiotipo. Por ejemplo, el helicrios de los Balcanes no tiene exactamente las mismas propiedades químicas que el helicrios de Córcega.

También te puede interesar  ¿Aceites esenciales, disruptores endocrinos?

En la vivienda, desinfectar regularmente superficies y suelos no tiene ningún interés. Además, el exceso de higiene de nuestros entornos de vida es una de las hipótesis del aumento meteórico de las alergias (consulte el artículo “El aumento de las alergias, las diferentes hipótesis”).

Cada aceite esencial desempeña su propio papel y propiedades únicas.

Parte de un enfoque de marketing, inculcar la idea de que aumentar el número de aceites esenciales en un producto va a mejorar su eficacia es totalmente absurdo. Cada aceite esencial es lo suficientemente potente como para dar respuesta a una necesidad. A veces se puede recomendar utilizar varios aceites esenciales en mezcla para mejorar los efectos (efectos sinérgicos), ¡pero nunca 41!

Danièle Festy, autora del libro “Ma bible des Huiles Essentielles”, publicado por Leduc.S, 2008, ofrece fórmulas con un máximo de 6 aceites esenciales diferentes.

Los aceites esenciales y los aceites vegetales nada tienen que ver.

Los aceites esenciales se utilizan para goteo, los aceites vegetales se utilizan en un cucharón.

Rigor, precisión y humildad, las palabras clave del usuario.

Desde el efecto terapéutico hasta el condimento culinario, el uso de aceites esenciales requiere:

  • rigor: tomarse el tiempo de estar bien informado, hacer siempre referencia al nombre latino del aceite esencial ya su origen (porque define su quimiotipo y su calidad), aprovisionarse en lugares conocidos y reconocidos.
  • precisión: en la dosificación.
  • humildad: cuando no estás seguro o duda, no te aventuras como aprendiz de químico, vas en busca de información.

Efectos terapéuticos, algunos ejemplos

Cefaleas – Migrañas

2 gotas puras de menta (Mentha piperita) en las sienes y/o en la frente (evitar los ojos).

También te puede interesar  4 asociaciones profesionales que debes conocer absolutamente

Pincha mosquitos, arañas, avispas, medusas…

1 gota pura de lavanda aspique (Lavandula spica, Lavandula latifolia cineolifera) directamente sobre el mordisco o el granito. Repita la aplicación cada 1/4h si es necesario, por lo que el dolor / picor pase.

Estreñimiento

2 gotas puras de aceite esencial de jengibre (Zingiber officinale) en el estómago y masajear presionando un poco y dibujando un círculo ancho. Otra dosis, tragar 1 gota en una cucharadita de aceite de oliva y dejar que se derrita en la boca antes de las comidas.

Estrés

Respire 1 gota de aceite esencial pequeño grain bigarade (Citrus aurantium ssp amara) depositado en el interior de la muñeca. Repita de 2 a 3 veces al día.

Flujo

1 gota bajo la lengua de verbena de limón (Lippia citriodora) o sobre un azúcar para fundir en la boca o en un té/tisana. 3 veces al día durante 3 semanas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.