El arce rojo (nombre científico acer rubrum ) es una planta nativa de América del Norte, pero puede adaptarse muy fácilmente a cualquier tipo de hábitat. En la naturaleza hay alrededor de 200 especies diferentes , que van desde pequeños arbustos de sólo 1 metro de altura hasta árboles mucho más impresionantes, que pueden superar los 40 metros de altura. Muy común es también el arce rojo japonés , que tiene la particularidad de ser un bonsái, un árbol en miniatura y bastante difícil de cultivar.

A pesar de sus orígenes, el arce rojo también está muy extendido en Italia , donde las condiciones climáticas parecen óptimas. Cultivar este hermoso arbusto de hojas de color rojo brillante no es particularmente difícil, incluso si hay algunas cosas que necesitas saber porque de lo contrario se corre el riesgo de morir muy pronto.

Arce rojo: características y particularidades

El arce rojo es muy querido por sus hojas, de inconfundible color rojo y con forma de palma. Mucho menos conocidas son las flores, que de hecho no tienen un impacto estético particular y a menudo ocupan un segundo lugar. Tienen un color que va del amarillo al verde y se agrupan en racimos. Como hemos dicho, en la naturaleza podemos encontrar muchas especies pero en nuestra península la más extendida es la palmera roja de arce , que puede adaptarse muy bien a nuestras condiciones climáticas.

Muy comunes en Italia son también el arce rojo enano y los bonsáis , que también pueden ser cultivados en macetas para decorar el balcón o el jardín de la casa incluso cuando el espacio es bastante pequeño.

Arce rojo: cómo cultivar esta hermosa planta

Como acabamos de ver, la especie más difundida en Italia y que mejor se adapta a nuestras condiciones climáticas es el arce palmado , que nunca supera los 150 cm de altura y puede ser cultivado también en maceta. Esta variedad no requiere mucha atención, pero hay que asegurarse de que el arce tiene todo lo necesario para crecer hermoso y saludable.

Exposición: donde colocar el arce de palma roja

El arce de la maleza debe ser colocado en una zona de sombra media, porque la exposición directa a los rayos del sol podría hacer que la planta sufriera mucho. No hay necesidad de preocuparse por la temperatura, porque esta variedad tolera muy bien incluso en los climas más fríos, por lo que sobrevive incluso cuando hace más frío. Lo importante es que está protegido de la luz solar directa y también del clima: la lluvia o el granizo podrían arruinar las hojas muy delicadas.

Irrigación: cuánta agua dar al arce

En lo que respecta al riego, éste debe ser frecuente y bastante abundante pero es esencial comprobar siempre que el suelo está bien seco antes de dar más agua al arce rojo. Especialmente si se cultiva en macetas, tiene mucho miedo al estancamiento del agua, así que siempre compruebe el platillo y vacíelo si es necesario.

Poda: el mejor período

En lo que respecta a la poda, la estación ideal es el invierno, pero si se quiere también se puede hacer justo antes del comienzo de la primavera, en marzo . Lo importante es no podar el arce rojo cuando ya ha comenzado su actividad vegetativa y por lo tanto desde mediados de marzo en adelante.

También podría interesarte…

  • La cochinilla: cómo reconocerla y eliminarla con remedios naturales
  • Absenta: la planta de propiedades misteriosas. Cultivo y uso
  • Hibisco: exposición, cuidado y poda de esta maravillosa planta
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *