Alimentos y complementos alimenticios

«Somos lo que comemos» (Jane Goodall). ¿Esta idea nunca ha sido tan actual, tan de moda? Por razones medioambientales y/o sanitarias y/o éticas, entre orgánica, local, veggie, vegana, “no glu”, paleo y todas las demás, la alimentación está en el centro de nuestras inquietudes (cuando se elige).

Céntrate en dos sitios que nos ofrecen información valiosa.

► En España desde 2009, el ANSES ha implantado un sistema de Nutrivigilancia, que identifica los efectos secundarios de los complementos alimenticios, los alimentos enriquecidos como las bebidas energéticas y los “alimentos nuevos” (alimentos de origen vegetal o animal, no consumidos en la Comunidad Europea antes de 1997). ) y emite recomendaciones.

Algunos datos de este dispositivo:

  • 1.565 informes, de los cuales el 76% corresponden a complementos alimenticios
  • 1 de cada 5 adultos y 1 de cada 10 niños toman complementos alimenticios
  • entre los adultos, 2/3 son mujeres
  • los más utilizados: 1) suplementos para adelgazar, 2) capilares, 3) hipocolesterolémicos, 4) suplementos para la vitalidad y 5) para la digestión
  • los principales efectos adversos identificados son hepáticos (19,9%), gastroenterológicos (18,4%), alergológicos (16%) y neurológicos/psiquiátricos (12,1%).

► El ANSES también dispone de una base de datos que hace referencia a la composición nutricional de más de 2.642 alimentos. Las hojas agrupan el contenido de hidratos de carbono, proteínas, lípidos y ácidos grasos, vitaminas, minerales, etc., así como los valores energéticos de los alimentos. ¿Y si busca los alimentos más ricos en hierro? en magnesio? en vitamina B9… la mesa CIQUAL te dará todas las respuestas.

También te puede interesar  Declaraciones sobre nutrición y salud: ¿marketing o beneficios reales?

► Además, la Fundación Belga contra el Cáncer pone a disposición en su web una lista de complementos alimenticios con sus efectos secundarios generales y en relación con los tratamientos contra el cáncer.

Por ejemplo, ¿sabía que el té verde retrasa la absorción del hierro?

¿Qué tomar jengibre con regularidad podría provocar períodos más intensos?

¿Que la soja debe evitarse en cánceres hormonodependientes, como el de mama, porque la soja imita a la hormona estrógeno?

O que la hierba de San Juan (hierba de San Juan) puede provocar hipersensibilidad al sol

¿Y que el ginseng no debe consumirse antes de una operación (provoca hipertensión y disminuye el efecto de la morfina)?

► Por último, ahora se está centrando la investigación genómica nutricional que da lugar a dos enfoques:

Nutrigenética: en función de tu perfil genético y de tu predisposición a desarrollar determinadas patologías, se podría elaborar un mapa de alimentos a consumir de forma prioritaria.

Nutrigenómica: determinados nutrientes podrían influir en la expresión de los genes; mismo principio, elaborar una lista de alimentos a recomendar o proscribir, para evitar desarrollar un terreno fértil para determinadas patologías.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.